Nacional

Impuestos a nave de misión humanitaria

* Gerente explica que no tenía permiso de exoneración, ni avales de Ejército ni de Cancillería * Avión del Comando Sur traía pertrechos de las tropas que participan en la misión humanitaria “Más allá del horizonte”

José Adán Silva

La administración del Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, cobró impuestos de aterrizaje, carga y hospedaje a un avión militar de Estados Unidos que ingresó al país con soldados, pertrechos e instrumentos de trabajo para las tropas estadounidenses que participan en la misión humanitaria “Más allá del horizonte”.
Así lo confirmaron distintas fuentes. La información inicial, revelada por Trinchera de la Noticia, decía que había ocurrido un incidente muy serio entre el jefe de la misión humanitaria y las autoridades del aeropuerto, a quienes según la información, se les habían quitado las visas de ingreso a Estados Unidos, en respuesta al supuesto maltrato del que presuntamente habrían sido objeto los militares estadounidenses.
El coronel Juan Ramón Morales, vocero del Ejército de Nicaragua, negó que hubiera ocurrido “un incidente serio” la semana pasada, con el ingreso de tres helicópteros y un avión de transporte de tropas y carga, del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, que aterrizaron en la pista del aeropuerto.
“No hubo un incidente, y menos con nosotros. Los helicópteros entraron porque andaban en función del ejercicio “Más allá del horizonte”, en Chontales. Ellos entraron, hicieron el sobrevuelo que tenían que hacer sin ningún inconveniente”, explicó, para luego confirmar el cobro a una aeronave.
“Ahora, ellos (la tripulación) tienen que cumplir con un procedimiento de solicitud de autorización, ellos hicieron la autorización para el avión ahí mencionado, pero también debieron plantear el requerimiento de solicitar la exoneración (de impuestos), porque vos sabés, cuando uno llega a un aeropuerto debe cumplir ciertos requisitos. Nosotros lo hacemos, cuando llegamos a un aeropuerto internacional de otro país y pedimos autorización, también pedimos la exoneración para no pagar el impuesto de estadía, hospedaje o como le llamen”, dijo el coronel Morales.
“Ellos (las autoridades militares de EU) hicieron la solicitud (de ingreso), pero no incluyeron la exoneración del pago de ese gravamen. En esa solicitud del avión, porque tiene que ver con el avión, porque con los helicópteros no hubo nada, ahí es donde se pidió la solicitud aprobada, pero lo que hicieron las autoridades (nicaragüenses) fue solicitar la cancelación del servicio, y ellos (los estadounidenses) lo cancelaron, tuvieron que pagar”, informó el vocero del Ejército, que, sin embargo, negó que hubiera de por medio amenazas y roces diplomáticos entre Nicaragua y los representantes de las tropas de la misión.
Orlando Castillo, Gerente General de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, a cargo de la terminal internacional donde aterrizaron las naves, precisó que se hizo el trabajo de cobro conforme a las tarifas y leyes del aeropuerto.
Según el funcionario, el asunto no involucró a los tres helicópteros, sino únicamente a una nave de carga y a transporte de personal militar.
“Es (el reclamo) por una aeronave que venía con efectivos de Estados Unidos, y lo que se hizo fue cobrarle, no hubo presiones, pleitos, nada, sólo se le cobró, como se le cobra lo normal, lo que se le cobra a todo el mundo”, informó Castillo, quien comentó que no hubo presión o altercado o algo similar de ninguna de las partes.
Por su parte, la Embajada de Estados Unidos en Managua, dijo escuetamente que hubo un malentendido y que se estaba trabajando para superarlo.
“Lo reportado por un medio local es en gran medida incorrecto. Parece que había un malentendido, y estamos trabajando con el gobierno de Nicaragua para resolverlo”, dijo la sede.
La misión humanitaria “Más allá del horizonte” inició en abril pasado y concluirá en junio próximo. Participan reservistas miembros del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos y de la Guardia Nacional, cuya misión humanitaria es proveer atención médica, medicinas y otros servicios sanitarios en comunidades pobres del país.