Nacional

Fátima reanuda huelga de hambre frente a la CSJ


Martha Vasquez

En busca de justicia, por tercera vez la joven Fátima Hernández, quien acusa a un ex compañero de trabajo de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) de violación agravada, inició ayer a las tres de la mañana huelga de hambre frente al edificio de la Corte Suprema de Justicia.
Fátima aseguró que inició la huelga de hambre porque a su ex compañero de trabajo le cambiaron la medida de prisión preventiva a otras medidas alternas y ya anda libre.
Además, supuestamente las autoridades judiciales aún no le han dado la nueva fecha de juicio, pues la última (12 de mayo) fue reprogramada ante la ausencia de la defensora del señalado, en una audiencia preparatoria de juicio, lo que es considerado como táctica dilatoria, según Hernández.
“Hay suficientes pruebas para que Farinton esté preso y lo sacaron en la audiencia de Apelación.
Eso es injusto, ¿qué más pruebas quieren? Están los dictámenes, mi testimonio y reconocimiento”, gritó la joven desesperada.
Fátima también advirtió que ahora no cesará la huelga de hambre hasta que llegue el juicio donde se demostrará la inocencia o culpabilidad del acusado.
“Miedo no tengo. Aquí permaneceré sin comer aunque me amenacen con correrme del trabajo o quitarme la vida la familia de Farinton, pero la dignidad de una mujer no puede quedarse pisoteada en el suelo, y seguiré pidiendo justicia”, expresó la muchacha.
Los hechos sucedieron en julio de 2009, pero fue meses después que salió a luz la denuncia. Hernández tiene dos meses de estar esperando el juicio.