Nacional

Lotería electrónica “huele a podrido”

* Parlamentario recuerda que entre 1990 y 1991, Canadian Bank Note “estafó al Estado de Nicaragua” al no cumplir con elaboración de pasaportes * Además, dijo, se debió licitar la operación y “no hacerlo a través de un contrato sospechoso”

Ary Pantoja

El diputado liberal y presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional, José Bernard Pallais Arana, dijo ayer que “algo no huele bien”, en la adjudicación de la operación de la lotería electrónica a la empresa Canadian Bank Note, CBN, cuya contratación por parte de la Lotería Nacional “quedó encubierta” bajo la figura de un convenio de cooperación comercial entre los gobiernos de Canadá y Nicaragua, que hoy consultará la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento.
Entre 1990 y 1991, durante el gobierno de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro, la empresa Canadian Bank Note, CBN, “estafó al Estado nicaragüense” al no cumplir con la elaboración de pasaportes luego de ser contratada directamente por el Ministerio de Finanzas, entonces encabezado por Emilio Pereira Alegría, según recordó el diputado Pallais Arana, quien en esa época ejercía el cargo de viceministro de Gobernación.

“Orden presidencial”
Según Pallais, el Ministerio de Gobernación expresó su desconfianza por la contratación directa de CBN, sin embargo, “por órdenes directas de la Presidencia se nos dijo que esa empresa elaboraría los pasaportes”. A juicio de Pallais, en aquel entonces debió licitarse la fabricación de los documentos migratorios, pero no se hizo.
“Después resultó que la CBN no contaba con los materiales idóneos y tampoco con los equipos necesarios para la fabricación de los pasaportes nicaragüenses, y los que se fabricaron quedaron en las bodegas del Mingob, porque no servían; entonces el gobierno de Nicaragua tuvo que solventar esa situación y contratar a otra empresa”, expresó Pallais.
Agregó que él propuso demandar a la CBN, pero la propuesta no tuvo eco en el gobierno de entonces.

“Algo no huele bien”
Actualmente, CBN es la empresa canadiense “escogida” por la agencia gubernamental de Canadá, Canadian Comercial Corporation, CCC, para operar en Nicaragua la lotería electrónica, para lo cual ya existe un contrato comercial firmado con Lotería Nacional. El contrato está a la espera de su ratificación en la Asamblea Nacional a través de un Memorando de Entendimiento de Cooperación en Materia de Comercio Internacional, firmado el 11 de febrero de 2010 entre el Canciller de Nicaragua, Samuel Santos, y el representante de la CCC, Luc Allary, por el gobierno de Canadá.
La Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento comienza hoy el proceso de consultas del convenio, y se espera que el gerente general de Lotería Nacional, Ernesto Vallecillo, comparezca ante esta instancia para explicar los alcances del mismo.
El diputado Pallais mostró su total desconfianza respecto a la contratación de CBN por los malos antecedentes en Nicaragua, primero en 1990, y luego en 1999, cuando, en ambas ocasiones, se le adjudicó la elaboración de los pasaportes y no cumplió.
Pallais desconfía aún más por el hecho de que se haya contratado a CBN para la operación de la Lotería Electrónica utilizando convenios entre gobiernos, cuando lo correcto era llamar a una licitación pública.
Además, dijo, no queda claro qué empresa nicaragüense va a ser la “subsidiaria local” en el manejo de la lotería electrónica, cuya contratación es facultad exclusiva de la CBN, según el contrato comercial firmado con la Lotería Nacional. “Ahí me parece que hay algo sospechoso”, expresó Pallais.