Nacional

No hay permiso para construir en “Los Guatuzos”

* Hoy tendrán la información recabada en el sitio y si confirman daño ambiental, actuarán conforme las leyes

Martha Vasquez

El Procurador Nacional Ambiental, José Luis García, aseguró ayer que el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, confirmó que no han extendido ningún permiso de construcción de carretera en el Refugio de Vida Silvestre “Los Guatuzos”, ubicado en la costa sur del municipio de San Carlos, Río San Juan, en las riberas del río Papaturro.
Además, aseguró que hoy tendrá lista la información recogida en el sitio, ya que una comisión integrada por el Ejército de Nicaragua, Marena, PGR y Aduana, viajó el miércoles a la zona, para comprobar la información brindada por el Comando Sur del Ejército de Nicaragua.
Según los miembros de la institución castrense, identificaron la presencia de ciudadanos costarricenses con maquinaria pesada, para supuestamente construir 35 kilómetros de carretera dentro de la reserva, que forma parte de la Biosfera del Sureste de Nicaragua.

Acciones a tomar
Si los hallan en el lugar, según el procurador García, se procederá con medidas operativas, es decir, retirar la maquinaria del área y arrestar a las personas encontradas para ponerlas a la orden de las autoridades competentes, y denunciarlos por delitos ambientales.
Además, exigirán la remediación de los daños causados, en caso de que las máquinas ya hayan irrumpido en el área protegida, porque el reglamento de áreas protegidas establece qué actividades se pueden realizar y cuáles no dentro de éstas, y la construcción de carreteras definitivamente no está en la lista.
La zona afectada abarca los humedales de “Los Guatuzos”, localizados entre los poblados de Papaturro, Pueblo Nuevo 1 y 2, Pénjamo y Valle Guadalupe, entre otros.
“Estos humedales son de gran importancia mundial, porque están vinculados al paso de las aves migratorias, y fueron declarados Reserva Natural en 1999”, aseguró García.
Según el procurador, la posible actuación en la zona obedece a acciones particulares, ya que muchos ticos han comprado propiedades en el área.