Nacional

Parques minados por los vicios y por la corrupción

* Jóvenes fuman marihuana, inhalan pega y venden sexo en las banquetas y los juegos * Estudio revela que cada día la niñez y los muchachos quedan sin espacio para la recreación * Delincuencia prácticamente se ha apoderado de lugares de recreación, y encuesta refleja el temor de ciudadanía

José Adán Silva

De lejos se miran alegres. Hablan a voz alta, unos se arrebatan las palabras con las otras, y tanto ellos como ellas parecen sosegados bajo las frondosas ramas de un árbol de mango.
Son las tres de la tarde y el contorno inspira abandono. De pronto, todos dejan de hablar, o hablan muy poco, mientras pasan de mano en mano varios cigarros enrollados en papel rústico, que inhalan a profundidad y con agilidad.
Luego ríen y guardan silencio. La nube de humo con el olor a mariguana se expande y llega fácilmente a unos cuantos metros de la escena, donde cuatro niñas de aspecto muy pobre --descalzas y en harapos-- juegan discretamente en una banqueta del Parque “Luis Alfonso Velásquez”.

Juventud minada
Deberían estar meciéndose en las sillas metálicas de ahí cerca, pero tres mujeres ocupan los juegos infantiles mientras inhalan pegamento, e invitan a los pocos transeúntes a “pesarse por 30 pesitos”.
La escena, ocurrida ayer en el más grande parque de Managua, confirma lo revelado en la II Encuesta sobre Percepción de Seguridad Ciudadana que la firma M&R Consultores elaboró con el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas: los parques son los sitios públicos, junto a los centros comerciales y las escuelas, que se perciben como menos seguros en las ciudades.
Para el estudio se aplicaron entrevistas directas a 1,600 personas mayores de 16 años de todo el país, con un margen de error de más o menos 2.5% y un nivel de confianza del 95.5%.
Roberto Orozco, investigador del citado Instituto y coordinador del estudio, dijo que la percepción de inseguridad en los parques es algo que se viene repitiendo desde hace muchos años, y que lo sorprendente del informe es que los entornos de las escuelas sean percibidos tan inseguros como los centros comerciales.
En Managua existen, según datos de las alcaldías, 162 parques. Dos de ellos, el “Luis Alfonso Velásquez” y Las Piedrecitas, acaban de ser rehabilitados con fondos de la Alcaldía. No obstante, en ambos sitios es evidente tanto la falta de visitantes como de vigilantes.

Escuelas y mercados
Los centros comerciales (incluyen mercados públicos y periferias de centros privados) y parques públicos presentan la mayor percepción de inseguridad, de acuerdo con el estudio.
Los primeros son considerados más inseguros por la población (36.5% contra un 34.9% que piensa lo contrario). Los parques públicos, como el “Luis Alfonso”, sí son considerados del todo inseguros por los ciudadanos: 59.6%.

¿Dónde jugarán los niños?
Según la encuesta, el lugar más seguro identificado por la mayoría de los entrevistados por la encuesta fue la casa de habitación (76.8%), seguido del vecindario (66.1%) y de la escuela (60.5%).
Esta perspectiva cambia para el centro de trabajo, el cual presenta un índice más bajo de seguridad (42%) contra un grado de inseguridad del 25%.
Para el analista en temas de seguridad del Ieepp, lo grave de la situación es que los dos principales sitios públicos que deberían ayudar a la juventud y la infancia --las escuelas y los parques-- estén siendo minados por la delincuencia.
“Las autoridades deben hacer algo al respecto. Es terrible dejar a la población juvenil y a la infancia sin opciones de movilización y entretenimiento. Las calles son inseguras, y si a eso le agregamos que los parques y las escuelas están siendo minadas por la delincuencia, ¿adónde van a jugar y a estudiar los jóvenes”, cuestionó el investigador.
Orozco recordó que en el Programa Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana, precisamente en el Plan de Acción del año 2009-2012, una de las metas de las instituciones involucradas (Policía, Ministerio de Educación, Instituto de la Juventud, etcétera) era rescatar los espacios públicos.