Nacional

Capacitan a personal médico para reducir las muertes maternas


Los departamentos de Matagalpa, Jinotega y las Regiones Autónomas del Atlántico, registran el mayor número de muertes maternas de todo el territorio nacional. Así se informó en el primer foro nacional de lucha contra este problema.
María Félix Reyes Rojas participó en el foro y trabaja como partera en la casa materna de San Francisco Libre. Tiene 35 años de practicar ese oficio. Cada mes atiende de cuatro a cinco partos. De manera constante recibe capacitaciones por parte del Ministerio de Salud.
“En la casa materna atendemos solamente partos que no son complicados. Por ejemplo, una muchachita de 15 años debe atenderse en un centro de salud, ya que por su corta edad puede complicarse, se desmaya o debilita, y nosotras no tenemos los medios como para trasladarla de emergencia a un hospital especializado, por eso cuando van a parir, las aconsejamos para que vayan al centro de salud”, comentó María Félix.
Según la doctora Maritza Cuan, Directora del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Managua, desde 2007 se han reducido las muertes maternas.
“En 2006 fallecieron 126 mujeres, y según los datos reales que nosotros manejamos, el año pasado sólo murieron 90, y este año vamos a disminuir aún más esa cifra”, enfatizó.
Para Óscar Núñez, director del programa Mejoramiento de la Atención en la Salud de Usaid, que se ejecuta actualmente en Nicaragua, el Minsa ha logrado disminuir las cifras de mortalidad materna, a pesar de las condiciones no muy estables desde el punto de vista social y político.

Mejora el trato
hacia la paciente
“Hemos sido testigos de la comunicación --sobre todo en el área rural-- que hay entre los funcionarios de la salud y las pacientes embarazadas; se ha mejorado el trato. Yo creo que la reducción en la mortalidad materna no es sólo el cumplimiento del protocolo clínico de un medicamento, sino que hay elementos alrededor, como el de transmitir una imagen de buena atención”, opinó Núñez.
En dicha actividad participaron trabajadores de la salud, como brigadistas, parteras o comadronas y líderes comunales, así como también médicos expertos en ginecología y obstetricia.
El evento, además de ofrecer una actualización sobre los datos oficiales de mortalidad materna en nuestro país y definir las principales causas de la misma, sirvió para capacitar a todo el personal involucrado en la atención directa de la mujer embarazada.