Nacional

Plazo fatal a deudores de microfinancieras

* No llegaron a abarrotar las oficinas de las acreedoras, tal como lo había anunciado el movimiento de los “No Pago”

Los morosos con las instituciones de microcrédito del país, podrían perder el beneficio de la Ley para el establecimiento de condiciones básicas y de garantía para la renegociación de adeudos entre las instituciones microfinancieras y deudores en mora, conocida como Ley de Moratoria, informó René Romero, Presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas, Asomif.
De acuerdo con la ley, los clientes en mora de las microfinancieras tenían un mes a partir de la publicación de la misma, el pasado 12 de abril, para presentar por escrito su solicitud de reestructuración del crédito. El plazo vence el próximo 12 de mayo.
“El 12 de mayo terminan los 30 días, si no llegan los clientes habremos sometido al país a un tremendo estrés, porque los clientes no habrán pagado y seguiremos cobrando las deudas hasta que paguen. Si no acuden, la ley deja de tener efecto”, afirmó Romero.
El problema es que después de 15 días de entrada en vigor la ley, las instituciones microfinancieras apenas han recibido alrededor de 300 clientes, de un universo cercano a los 10 mil deudores, según los datos que ha dado conocer en reiteradas ocasiones el movimiento “No Pago”.
“Nosotros estamos preparados con nuestro personal para recibir las cartas de solicitud. Las oficinas trabajan hasta las cinco de la tarde del 12 de mayo, nosotros lo vamos a lamentar, porque no vamos a recibirlas después”, indicó Romero.

No hay reglamento
Por su parte, el director ejecutivo de Asomif, Alfredo Alaniz, instó a la Superintendencia de Bancos a publicar la normativa que reglamente la Ley de Moratoria, ya que todo hace indicar que el presidente Daniel Ortega no lo hará.
“El que la Superintendencia de Bancos publique la normativa tiene que ser lo más pronto posible. Tiene que publicarse antes de los 30 días de vencerse el período. Después de pasado ese término, la ley está bastante clara de cuál es la tasa de interés y los procedimientos de revisión para llegar a un arreglo”, expresó Alaniz.
René Romero, Presidente de Asomif, agregó que también falta por definir otros aspectos, como los plazos de reestructuración de las deudas, porque hay quienes han llegado a pedir hasta 10 y más años para pagar, cuando la ley dice que el máximo son cinco años, explicó.
Por otro lado, los directivos de Asomif, rechazaron los señalamientos de los dirigentes del movimiento “No Pago”, quienes los acusan de no querer recibirlos.
“Todas las instituciones de microfinanzas tienen la orientación de recibir las solicitudes, no importa que sea un disparate o una locura lo que están pidiendo, y luego daremos la respuesta apegada a la ley”, explicó Alaniz.