Nacional

Soy naturista y sobador, les decía taxista

* Dos mujeres fueron víctimas de él en Las Flores y hasta en Masatepe * Cenidh: “Vemos actitud pasiva y conformista de la Policía”

Rafael Lara

De acuerdo con el expediente contra Jorge David Barrera Herrera, el taxista sobre quien penden varias acusaciones por el delito de violación en Masaya, a las mujeres adultas les decía que él era naturista y sobador, y que les podía dar una medicina, pero a las niñas y a las adolescentes les aseguraba que las podía llevar a una escuela de modelaje.
Así, con engaños, manipulaba la situación antes de atacar a sus víctimas, tal como hizo el lunes con una joven denunciante, quien con el apoyo del Colectivo de Mujeres de Masaya, logró identificar y detener al agresor. Hoy por la mañana en Masaya se celebrará la audiencia inicial para el acusado Jorge David Barrera Herrera.

Esto nos comenta Clemen Altamirano, representante del Colectivo de Mujeres de Masaya, indicando que estos datos los obtuvo de la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia, donde las autoridades policiales abrieron el expediente de Jorge David Barrera Herrera, quien tiene un “rosario” de delitos, y a quien se le buscaba por diversas acusaciones, entre éstas, violación agravada.
“Las autoridades también están pendientes de visitar a dos víctimas más, una en Las Flores y la otra en Masatepe. Estamos hablando de seis denuncias de mujeres de diferentes edades, aparte de las dos establecidas recientemente. Además, el martes llegaron dos niñas y dos adultas a tratar de reconocer si también fueron víctimas de este depredador sexual que usaba un taxi para efectuar la violación”, asegura.
Expresó que, desgraciadamente, para obtener la licencia de chofer profesional sólo basta con pagar un seguro de daños a terceros, dando lugar a que la población caiga fácilmente en manos de delincuentes comunes.
Por su parte Heydi González, abogada del Cenidh, indicó que “tener justicia no empieza cuando el caso llega al juzgado, inicia desde que las autoridades conocen el caso y lo tramitan. Muchos casos se caen porque las autoridades policiales no realizaron las indagaciones necesarias o el Ministerio Público no es beligerante”.
Ejemplificó que están llevando tres casos de víctimas de violación sexual en Mateare, donde las autoridades no tienen a ningún detenido por falta de vehículo o porque dicen que el caso es muy complejo.

Policía “sin voluntad”
“En los monitoreos que hemos realizado vemos una actitud demasiado pasiva y hasta conformista de las autoridades policiales. Lo peor es cuando a pesar de contar con las condiciones necesarias no se les ve actitud ni voluntad, ni de actuar y mucho menos de prevenir”, dijo la abogada, quien fue víctima de taxistas asaltantes en Managua, y al interponer la denuncia lo primero que sufrió fue el “boleo” de a qué distrito pertenece el caso, luego quién le va a atender, para que, al final, nadie quedara detenido.
Comentó que el caso de los delincuentes disfrazados de taxistas tiene que ver con los controles deficientes de las autoridades de Tránsito, del Ministerio del Transporte y de las alcaldías, en lo atinente a regular a los propietarios de taxis o a sus cadetes, sosteniendo un control de quién está detrás del volante.