Nacional

¿BMW de Rivas entró “libre” a Nicaragua?

* “No tengo comentarios sobre esa situación, por favor discúlpeme”, dice Guillermo Matus, al consultarle sobre el auto supuestamente de su propiedad y que esposa de Rivas compró en Miami * Tampoco quiso explicar por qué cuando ha venido a Nicaragua, no lo ha hecho en el lujoso vehículo adquirido cuatro días después del fraude electoral de 2008

Luis Galeano

El tercer secretario de la embajada de Nicaragua en Costa Rica, Guillermo Matus Cortés, se negó ayer a responder si el BMW que supuestamente es de su propiedad, pagó impuestos al ingresar a Nicaragua, y tampoco explicó por qué nunca ha viajado a su país en la lujosa máquina que fue adquirida por la esposa del magistrado Roberto Rivas, cuatro días después del fraude electoral de 2008.
EL NUEVO DIARIO se comunicó ayer con Matus Cortés vía telefónica, para consultarle lo relacionado con el vehículo que Ileana Delgado de Rivas adquirió en un sitio de Miami, Florida, llamado South Motors, el 12 de noviembre de 2008, cuatro días después del fraude electoral, considerado el más grande y mejor documentado de la historia del país, pero Matus se negó a hablar del asunto.
Las investigaciones del diario La Nación, de Costa Rica, revelan que Ileana Delgado de Rivas, esposa del magistrado electoral que aspira a ser reelecto en su cargo, fue quien compró el BMW, año 2009, en Miami, Florida, lo trajo a Nicaragua y de aquí lo llevaron a San José, haciéndolo pasar como propiedad de un secretario de la embajada de Nicaragua en San José, todo para no pagar los impuestos de ley en la vecina del sur.
“El BMW ingresó a Costa Rica desde Nicaragua por la frontera de Peñas Blancas, en mayo del año pasado. En esa ocasión, lo condujo Duilio Hernández Avilés, funcionario del consulado de Nicaragua en el país”, citó La Nación el lunes en su publicación, lo cual quiere decir que el vehículo vino a Nicaragua y tuvo que haber pagado impuestos de entrada al país.
Ayer, nadie en la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA, supo darnos una respuesta sobre esa inquietud, pues su titular Eddy Medrano no respondió a las llamadas que hicimos a su celular, y a su vocero no le llamamos porque aunque su salario de funcionario público es pagado con impuestos de los nicaragüenses, una vez dijo que “no trabajaba para EL NUEVO DIARIO”.
“Mire, yo no tengo comentarios sobre esa situación, discúlpeme de verdad”, dijo Matus ayer cuando se le preguntó sobre el asunto.

Nunca viene en su BMW
Pero no sólo de eso se le preguntó a Matus, pues fuentes de la Dirección de Migración de Nicaragua y de la Cancillería, aseguraron que el funcionario diplomático viene al país en la camioneta del Estado, una Hyundai, Tucson CD 23111, nunca en el BMW que supuestamente es suyo, pero que de acuerdo con evidencias presentadas por el diario La Nación de Costa Rica, es usado por Roberto Miguel Rivas Delgado, hijo del magistrado electoral, en el vecino país.
Los movimientos migratorios de Matus, indican que en 2009, el funcionario diplomático viajó en cinco ocasiones de San José a Managua y aunque supuestamente había adquirido un flamante BMW, introducido como de su propiedad, y por lo cual no pagó impuestos, no viajó en él ni una sola vez.
Según los reportes de 2009, Matus viajó a Nicaragua por tierra para Semana Santa, luego lo hizo en agosto para la época en que se celebran las fiestas de Santo Domingo, un viaje más se registró entre octubre y noviembre, uno más en los primeros días de diciembre, y luego para las fiestas de Navidad.
“La última vez que vino fue en (esta) Semana Santa, y siempre lo hizo en el vehículo Tucson”, aseguraron las fuentes.

Incómodo con llamada y corta
Matus se mostró incómodo con la llamada de END, y pidió por favor respetaran su decisión de no hablar del tema, pues había un proceso administrativo abierto por las autoridades costarricenses y que sólo al mismo se ceñiría.
¿Por qué si el vehículo supuestamente es suyo nunca viene a Nicaragua en él y sólo lo hace en la camioneta Tucson que le asignaron en la embajada?
Mire, de verdad le ruego que disculpe no quiero hacer comentarios sobre eso, aquí están las autoridades haciendo lo suyo y a eso me remito a esperar.