Nacional

Maestro en la mañana y agricultor por la tarde


Tania Sirias

El profesor José Dolores Mercado tiene 26 años de ser maestro en el municipio de La Concha, del departamento de Masaya. Comenta que por las mañanas trabaja como docente, y por las tardes se dedica a la agricultura.
“Algo tenemos que hacer para sobrevivir. Mi salario como maestro es de cuatro mil 600 córdobas, y con eso no me alcanza para mantener a cuatro hijos y a una esposa”, relata el maestro. Agrega que por eso los educadores de La Concha y los del municipio de Ticuantepe están en paro de labores.
Afirmó que como líder sindical está demandando al gobierno un mayor incremento, pues el 4.2% para Primaria y de 5.2% para Secundaria, no resuelve frente al aumento proyectado del 7% de inflación.
“Hablamos de que los maestros de Primaria recibirán 150 córdobas y los de Secundaria 200 córdobas. ¿Quién come con ese aumento?, cuestionó el docente. “Es por eso que hoy nos rebelamos y exigimos un incremento de 500 córdobas”, dijo el educador.

Marcha para miércoles
Asimismo, indicó que la situación se complica más para los maestros de las zonas rurales, los cuales tienen salarios más bajos, pues son empíricos.
Ante este panorama, los maestros marcharán mañana miércoles, exigiendo al gobierno que en la reforma al presupuesto, se priorice el incremento digno para los educadores del país.
La profesora Lesbia Rodríguez afirmó que esta marcha no tendrá con matices políticos, pues hasta los mismo maestros de Anden marcharán.
La movilización saldrá del Estadio Nacional, desde donde los maestros marcharán hasta el Ministerio del Trabajo para introducir el pliego petitorio de la huelga magisterial, y luego al Parlamento, donde esperan sean recibidos por los legisladores.

Que cumplan promesas
“Los diputados nos han prometido en reiteradas ocasiones que revisarán la situación de los maestros. Ahora les decimos que es tiempo de que cumplan, y que vean que nuestras demandas no son políticas sino justas”, dijo el profesor Mercado.
La profesora Rodríguez afirmó que esperan la presencia de más de 5 mil maestros, pues no quieren ser pretenciosos.