Nacional

Se entregó acusada de hurtar a Albanisa


La otrora jefa del área de Contabilidad de Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, Leyla Josefa González Cordero, quien andaba huyendo de la justicia, está detenida en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía, aseguró una fuente policial que solicitó el anonimato.
González era buscada por la Policía por el delito de hurto agravado y uso falso de documentos en perjuicio de Albanisa, luego que el 19 de octubre de 2009 ordenara al área de Contabilidad que elaboraran un cheque por 256 mil 700 córdobas, para lo que usó como soporte falso el pago de incentivos y gastos de personal.
“El día de hoy (ayer) a las 7:20 minutos de la mañana, se presentó voluntariamente a las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial; ella dijo que se entregó porque no quería seguir huyendo, y se procedió a hacerle su respectiva detención policial”, afirmó la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía.
El 19 de octubre, Leyla González ordenó al área de Contabilidad la elaboración de un segundo cheque, esta vez por 55 mil dólares, poniendo como soporte el mismo concepto y siguiendo la misma operación, con los mismos personajes. De esta manera, el perjuicio total a Albanisa fue de un millón 411 mil 700 córdobas.

Con prisión preventiva
El pasado 11 de diciembre, a petición del Ministerio Público, González fue citada para comparecer ante el juez séptimo de Distrito Penal de Juicio de Managua, Octavio Rothschuh, pero ésta no llegó, por lo que el judicial giró una orden de captura y la medida cautelar de prisión preventiva.
“En ese momento se le abrió un expediente de búsqueda y de captura, lo importante es que está detenida, que se entregó y será puesta a la orden de la autoridad competente”, explicó Reyes.
El Juez Rothschuh dijo que no tenía conocimiento de la detención de González y que ahora se encuentra en otras actividades, por lo que probablemente el caso lo continúe abordando el juez suplente Víctor Molina. Catania Paz, asistente de ese juzgado, ayer aseveró que no habían sido notificados sobre la entrega de la indiciada.
Henry Rodríguez, ex contador de Albanisa y uno de los implicados en el caso, fue declarado culpable por un jurado de conciencia, mientras que María Liseth Gutiérrez, otra de las acusadas y asistente de Leyla González, fue declarada no culpable.