Nacional

Colombia nos envía violenta nota de protesta

* Califican de ilegal la captura de embarcación y llaman al Encargado de Negocios de Nicaragua para entregarle la nota * Imposible encontrar alguna reacción en Cancillería nicaragüense

BOGOTÁ / AFP y Redacción Central

La Cancillería aún no se pronuncia sobre la nota de protesta que emitió ayer el gobierno colombiano por la captura de un pesquero por autoridades de Nicaragua, calificada como "ilegal". Colombia pidió que el pesquero sea devuelto y liberados sus tripulantes, señaló un comunicado de la Cancillería en Bogotá.
"Colombia exige a Nicaragua la inmediata e incondicional liberación de los tripulantes, la devolución en condiciones de seguridad de la embarcación con sus equipos y aparejos, y el producto mismo de la pesca", enfatizó la nota.
EL NUEVO DIARIO llamó ayer en reiteradas ocasiones al Canciller por la Ley, Manuel Coronel Kautz, quien tenía su teléfono móvil fuera del sitio de cobertura. El vicecanciller Valdrack Jaentschke se excusó por no responder la solicitud ya que estaba en reunión, y se le dejó la razón con su asistente, quien prometió responder a la brevedad, pero nunca lo hizo.

Convocan a Encargado de Negocios
Según el comunicado, tras analizar las evidencias técnicas de la captura del pesquero "Laura Anny" por parte de autoridades navales nicaragüenses, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Armada (Marina de Guerra) concluyeron que "fue ilegal".
"Constituye una flagrante violación de las normas y principios del Derecho Internacional (...) Fue convocado el encargado de Negocios de la Embajada de Nicaragua en Bogotá, Julio José Calero Reyes, a quien se le entregó una nota de protesta", agregó.
El sábado pasado, la Fuerza Naval de Nicaragua informó sobre la captura de cuatro embarcaciones colombianas con 31 tripulantes a bordo, que pescaban de manera ilegal en aguas nicaragüenses del Mar Caribe.
Las naves fueron interceptadas el 22 de abril a unas 135 millas al noroeste de Cabo Gracias a Dios, en aguas jurisdiccionales del Caribe, repletas de pescados y caracoles, informó el jefe de la naval del ejército nicaragüense, capitán de navío Róger González.
Nicaragua reclama a Colombia una extensión insular y marítima de 50,000 km2 en el mar Caribe, que incluye las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y los cayos Roncador, Serrana, Serranilla y Quitasueño.
Según Managua, Colombia obtuvo el control de ese territorio mediante el Tratado Bárcenas Meneses-Esguerra, de 1928, que no es reconocido por Nicaragua porque fue firmado cuando el país estaba bajo ocupación militar estadounidense (1927-1934).