Nacional

Mined ordena a maestros apoyar el “Decretazo”

* “Tenemos que ir a la Asamblea para exigirles a los diputados que trabajen”, dijo un docente de Anden, abandonando pizarra, aula y estudiantes * Ministerios también quedaron con poco personal, y empleados fueron trasladados a las inmediaciones del Holiday Inn

Tania Sirias

Las clases fueron suspendidas ayer, no por el paro magisterial, sino como orientación de parte de las autoridades del Ministerio de Educación, para que los maestros apoyaran el plantón frente a la Asamblea Nacional, denunció la profesora Ena Fuertes, dirigente de la Unidad Sindical Magisterial.
Ante esta denuncia, EL NUEVO DIARIO realizó un recorrido por las escuelas, y se constató que en el Instituto “Rigoberto López Pérez” y en otros centros los estudiantes salieron antes de las nueve de la mañana, y los maestros se alistaban para asistir al plantón.
“Tenemos que ir a la Asamblea, para exigirles a los diputados que trabajen. También que se apruebe el bono para el maestro”, afirmó un docente que fue consultado.
Al conocer que el plantón en la Asamblea Nacional era para apoyar al magistrado Rafael Solís, los docentes prefirieron irse a sus casas.
“Los afiliados a la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, ya no están apoyando las actividades del gobierno, pues no están conformes con el incremento salarial que dio el gobierno”, dijo Fuerte.
Esto fue confirmado por un ex dirigente de la Federación de Estudiantes de Secundaria, FES, quien se encontraba en el Hotel Holiday Inn --donde los diputados de oposición realizaron la sesión parlamentaria--, quien dijo que los maestros “andan en otro rollo, en demanda de un mayor incremento”.

Plantón para el viernes
La profesora Ena Fuertes comentó que este viernes se realizará una marcha de maestros al Ministerio del Trabajo, y luego a la Asamblea Nacional, y que esperan contar con el respaldo de las organizaciones sindicales como Anden.
“Lo que sucede en las escuelas es que ya no se aguanta la represión contra el maestro. Los directores y delegados les dicen a los educadores que acepten lo que está dando el gobierno o que renuncien”, dijo la dirigente de la Unidad Sindical Magisterial.
También esperan que a esta marcha se sumen los técnicos de las delegaciones municipales, quienes recibieron un incremento de apenas cien córdobas, lo cual ha provocado inconformidad de los funcionarios públicos.
“Vamos a reconcentrarnos en el Estadio Nacional, donde marcharemos hacia el Mitrab. Allí entregaremos el pliego petitorio donde solicitamos se apruebe el paro laboral del magisterio. Luego marcharemos hacia la Asamblea Nacional, donde vamos a exigir a los diputados un salario digno para el maestro”, expresó Fuerte.

Ministerios "a medio gas"
Los trabajadores del Estado también fueron movilizados, primero al Parlamento y luego al Holiday Inn. La orientación que giró el gobierno fue de dejar al mínimo personal laborando, y apoyar el decretazo del presidente Daniel Ortega.
Mujeres con camisas que las identificaban como trabajadoras de la Dirección General de Aduanas, DGA, el Poder Judicial, el Instituto de Medicina Legal, y otros tantos ministerios, corrían de un lado a otro, tratando de ponerse a salvo de los morterazos. Incluso algunas decían: “Esto no tenía que ocurrir”, al ver cómo los manifestantes mortereaban el hotel.
Al final, los trabajadores del Estado tuvieron que salir del parqueo del Holiday Inn, pues las bombas lacrimógenas no les permitían respirar.