Nacional

¡No reelección!

* Ratificaron acuerdo de Metrocentro, sin embargo, resolución irradia a los otros intentos reeleccionistas de Ortega para abajo * También nombraron Comisión para buscar apoyo en la Carta Democrática y la OEA * En la tarde ya se hablaba de golpe de Estado para disolver la Asamblea, y comenzaban especulaciones sobre el papel del Ejecutivo en la crisis que abate al país

En una escalada de la crisis institucional del país, cuarenta y siete diputados opositores decidieron ayer ratificar la resolución de no reelegir a ninguno de los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE; además, enviaron a la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos del Parlamento el anteproyecto de Ley que deroga el decreto ejecutivo 03-2010, conocido como el decretazo; y respaldaron la conformación de una comisión para analizar la posibilidad de invocar la Carta Democrática Interamericana ante la OEA.
El mensaje de la no reelección ante el enfrentamiento total con el orteguismo parece también conducir a mantener la no reelección de Ortega para abajo.
La oposición logró reunir los 47 diputados con varios suplentes, entre ellos, Reyna Jerez García, sustituta del jefe de bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Ramón González Miranda, quien no asistió ayer a la sesión debido a la muerte de su mamá. Jerez fue traída a Managua “de emergencia” --pues se encontraba en Juigalpa, Chontales--, para consumar el quórum de ley y sesionar en el Hotel Holliday Inn, convertido en una provisional Asamblea Nacional.

Llegó custodiada
Poco antes del mediodía, Jerez García ingresó al hotel fuertemente custodiada por el Subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Horacio Rocha.
Con la aprobación de la resolución de no reelegir a ningún magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, los diputados ratificaron el compromiso político conocido como “Metrocentro II”.
En el documento aprobado también rechazan “los intentos ilegales del jefe del Poder Ejecutivo por mantener en sus cargos a los magistrados y funcionarios de los distintos poderes del Estado, los cuales, una vez vencido su período, debieron cesar en sus funciones”.

Las dudas de Núñez
Por su parte, en declaraciones al Canal 12 de televisión, el presidente del Parlamento, René Núñez Téllez, rechazó la legalidad del encuentro, alegando que el artículo 2 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo (Ley 606), establece que sólo la Junta Directiva tiene la facultad de elegir otro lugar, cuando considere necesario, para efectuar las sesiones ordinarias.
Núñez agregó que, pese a "la asistencia de los cuatro directivos parlamentarios", no le consta que estuvieran presentes los 47 diputados, sin embargo, en el acta de la sesión aparece la firma de ellos.

Dos propuestas
Antes de que los simpatizantes orteguistas sitiaran el Hotel Holliday Inn, donde sesionaban, los legisladores analizaron dos propuestas. La primera giraba en torno a la posibilidad de destituir al presidente del Legislativo, René Núñez Téllez; y la segunda, invocar la Carta Democrática Interamericana, lo cual significaba pedir la intervención en la crisis de la Organización de Estados Americanos, OEA, según explicó el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN y Segundo Vicepresidente de la Asamblea Nacional, Carlos García Bonilla.
Ninguna de las dos propuestas prosperó porque, pese a que estaban 47 diputados opositores, no todos las apoyaban.

Los suplentes y los ausentes
Los diputados Ramón González Miranda, Noel Pereira Majano y Leopoldo Salomé Navarro Bermúdez, del PLC; así como Elman Urbina y Norman Zavala Lugo, de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, no asistieron a la sesión. Sólo González, Navarro, Urbina y Zavala acreditaron a sus suplentes; mientras que el suplente de Pereira Majano, Alcalá Blandón Cruz, no llegó a la sesión en un momento en que la oposición “está urgida” de diputados.
Inexplicablemente, la diputada María Emilia Picado Mairena, suplente de Alan Ripsimes Rivera Siles, diputado de la BDN, aparece firmando la resolución aprobada ayer, pese a que Rivera Siles sí asistió a la cita y firmó la resolución. Eso fue la confusión del voto 48.
Concluida la sesión, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro Moreira, citó para hoy a sesión plenaria, con el compromiso del comisionado general Horacio Rocha, de que la sede del Legislativo amanecería debidamente custodiada por agentes de la Brigada Especial de Antimotines a fin de garantizar el ingreso de los diputados opositores.
La sesión de ayer fue “relámpago”, luego de que el alto jefe policial le sugiriera a los miembros de la directiva “hacerla lo más rápida posible”, pues no garantizaba la seguridad de los diputados en el hotel, según explicó Navarro.

Ejército sale bailando
Por la tarde, el presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán, denunció que el presidente Daniel Ortega ya dio órdenes de dar un golpe de Estado a la Asamblea Nacional.
Alemán no confirmó si el Ejército de Nicaragua habría recibido órdenes para participar en las acciones de ayer, según señalaron fuentes extraoficiales; sin embargo, expresó que ante las “intenciones férreas” de Ortega de llevar a Nicaragua al caos, espera que las fuerzas castrenses mantengan su respecto a la Constitución Política del país.

La comisión de ex y de vicecancilleres
Tras finalizar la sesión, los cuatro directivos de ese poder del Estado que participaron en el acto, acordaron crear una comisión con ex ministros y viceministros de Relaciones Exteriores para llevar una carta a la Organización de Estados Americanos sobre la situación del país. Dicha comisión, en caso de ameritarlo, solicitará la intervención de ese organismo para buscar una salida a la crisis.
A su vez, crearán comisiones para visitar las diferentes embajadas acreditadas en el país, la Iglesia y otros sectores.
“Se revisa que los diputados que han sido cancilleres y vicecancilleres, que tenemos tres, preparen una carta a la OEA solicitando su intervención para efectos que se pueda solucionar la crisis que hay en el país. Ya en el pasado hubo participación, aquí estuvo Dante Caputo. Y que Daniel Ortega recuerde que las reformas fueron aprobadas para ese tiempo que medió Caputo”, dijo Navarro, primer secretario de la Asamblea Nacional.
La comisión que llevará la carta a la OEA sobre la crisis que vive el país, estará conformada por Víctor Hugo Tinoco, Francisco Aguirre Sacasa y Eduardo Montealegre.
Por otra parte, al no prosperar la posibilidad de destituir al presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, Navarro aseguró que los cuatro directivos que apoyaron la sesión acordaron hablar con Núñez para continuar las labores del Parlamento hoy y pasado mañana.
Según Navarro, ellos respetarán las disposiciones establecidas en la Ley en cuanto a la destitución de directivos, pero si alguno continuaba obstruyendo el trabajo parlamentario, sería destituido.

Baltodano cree que Ortega podría disolver Parlamento
La diputada del Movimiento por el Rescate del Sandinismo, Mónica Baltodano, consideró que las acciones de violencia en contra de que se mandara a comisión una iniciativa de Ley, revela un preludio de la voluntad del presidente Ortega de disolver el Parlamento si éste no obedece su voluntad.
La legisladora consideró que la iniciativa en contra del decretazo logró consolidar a los 47 diputados que formaron la mayoría ayer en la sesión, una voluntad que se venía demostrando desde enero de este año cuando se vio interrumpido el trabajo regular del Parlamento.
“El tema del decreto ha cohesionado a los 47 ó 48 diputados, porque el decretazo dice, ‘nosotros somos los que mandamos’ y les vamos a pedir que elijan al que nosotros queremos y si no lo elijen yo ya los elegí”, señaló Baltodano.
Por su parte, el diputado Salvador Talavera, quien participó en la sesión, dijo que se mantendría al lado de la propuesta de rechazo al decreto, y que apoyaría la destitución de Núñez si éste se negaba al funcionamiento normal del Parlamento.
Mientras el diputado Eduardo Montealegre, quien desde la mañana se congregó con los diputados de su bancada en otro hotel capitalino, consideró que toda esta crisis es sólo para sostener en el cargo al presidente del Consejo Supremo electoral, Roberto Rivas.

Solís: “Sesión es ilegal”
El ex magistrado Rafael Solís aseguró que la sesión realizada por los diputados opositores en el hotel es ilegal, ya que no fue convocada por el Presidente del Parlamento, y, por lo tanto, desconocerán cualquier resolución que salga de esa “reunión de tragos”.
“Cualquier actividad que ellos hagan fuera de la Asamblea Nacional y de la convocatoria del Presidente es totalmente ilegal, inexistente, y no tiene por qué reconocerse, no fueron convocados debidamente, sólo el presidente de la Asamblea Nacional puede convocar a sesión. Si los diputados se reúnen en un hotel, es una reunión social de tragos, pero no tiene ninguna legalidad”, reafirmó Solís.
También dijo que no se descarta la posibilidad de que se separe de su cargo a algunos diputados propietarios y se integre a sus suplentes, por no querer cumplir con sus funciones.

PLC ve victoria
Por la tarde, el PLC celebró la reunión de los diputados opositores, porque aseguran que lograron los 47 votos para dar trámite a la ley que pretende anular el decretazo, y, por tanto, la calificaron como “una victoria de la democracia sobre la voluntad de Daniel Ortega”.
El vicepresidente del PLC y primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, mostró dos hojas donde están las 47 firmas de los diputados, más una de un suplente que, según explicó el diputado, “está ahí, pero no forma parte del quórum”.
Navarro refutó los argumentos del presidente de la Asamblea, René Núñez Téllez, pues dijo que la sesión de ayer no fue ilegal, por cuanto se logró el quórum de ley y estaban presentes cuatro miembros de la Junta Directiva de Legislativo.
“Da risa escuchar a René Núñez afirmar que lo actuado es ilegal”, manifestó el diputado, quien recordó que en septiembre de 2002, Núñez destituyó a seis miembros de la Junta Directiva sólo con tener 47 votos.
“En esa ocasión dijo que el Plenario era soberano, entonces, ¿por qué no lo es ahora con 47 votos y cuatro miembros de la Directiva?”, increpó Navarro.

¿Cuál es la inconformidad?
El diputado y secretario nacional del PLC, Francisco Aguirre Sacasa, indicó que es “extraña” la inconformidad del partido de gobierno, pues dijo que lo que hicieron ayer fue cumplir con la convocatoria que hizo la semana pasada Núñez Téllez para sesionar sobre el proyecto de ley que buscar anular el decretazo.
Recordó, además, que con la última reforma a la Ley de Amparo se establece que ningún funcionario o institución del Estado puede cercenar el derecho a la formación de la ley.

(Con la colaboración de Leyla Jarquín y Martha Vásquez)