Nacional

Fiscalía revive caso Marca Móvil

* Fausto Carcabelos, ex funcionario público de la Administración Bolaños, encabeza lista

Martha Vasquez

El Ministerio Público presentará hoy una nueva acusación en el caso Marca Móvil, una de las estafas piramidales más grandes del 2009. Esta vez la Fiscalía acusará por estafa agravada a Fausto Carcabelos --asesor fiscal y financiero del mexicano prófugo Jorge Tirado, propietario de la empresa Marca Móvil--, y a Aura Montalbán, quien fungía como Vicegerente General de dicha empresa.
En esta estafa salieron perjudicados más de mil 800 nicaragüenses, que de buena fe entregaron entre 300 y 2 mil dólares cada uno a dicha empresa, quienes a cambio, les entregaría un automóvil o una moto. El daño causado por esta estafa piramidal, según acusación del Ministerio Público, fue de 28 millones de córdobas.
La acusación contra el ex Director de Migración y Extranjería, durante el gobierno de Enrique Bolaños, Fausto Carcabelos, estará a cargo del fiscal Alejandro López, miembro de la Unidad Anticorrupción y Crimen Organizado del Ministerio Público, quien el pasado 12 de febrero, advirtió que presentaría nueva acusación contra “los verdaderos responsables de la estafa”.

Pruebas
La advertencia la realizó López después de solicitar el cierre anticipado del juicio contra la venezolana Karen Vanegas, y contra Irene Peralta, acusadas de encubridoras de la estafa porque ocultaban libros contables, acciones y contratos de Marca Móvil; porque ninguna de las víctimas las señalaba en sus testimonios.
Según la Fiscalía, entre las pruebas que implican a los nuevos acusados están testimoniales de los afectados que señalan con nombre y apellidos a Montalbán como la persona que les recibía el dinero. Además, sus firmas aparecen en recibos y contratos.
Mientras que a Fausto Carcabelos, testigos lo acusan de sostener reuniones con el mexicano para dividirse la ganancias del negocio.

Víctimas y Policía señalaron
Desde el inicio de las investigaciones, las víctimas señalaban a los dos nuevos imputados como responsables de la estafa. “¿Cómo van a ser asesores y no saber nada de lo que hace la empresa? La misma Aura Montalbán entregaba el dinero al mexicano, y no le hacían arqueos ni depósitos en bancos. Aquí sólo tienen a ellas dos (Karen Vanegas e Irene Peralta), pero falta el resto, quienes nos recibieron el dinero y firmaron contratos”, argumentó ante el juez Ana María Solórzano, una de las víctimas de la estafa.
Incluso la misma acusada Montalbán y otros trabajadores de la empresa señalaron a Carcabelos en declaraciones vertidas en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, como uno de los sabedores de la estafa.
Los entrevistados en ese momento, dijo una fuente policial, aseguraron que el ex funcionario se paseaba por diferentes lugares con el propietario de la empresa, el mexicano Jorge Tirado Chávez, y que éste recibía cheques por la cantidad de 500 dólares, los cuales eran retirados por su esposa. Además, habría ayudado a Tirado en diferentes gestiones legales, aprovechando su influencia en las instituciones estatales.
“Carcabelos orientaba cómo manejar doble panilla y cómo enterar ante la Dirección General de Ingresos”, dice acusación del Ministerio Público. Sin embargo, el ex funcionario expresó a este medio que su relación con el mexicano fue de trabajo, ya que le prestaba servicios publicitarios para la empresa, y la asesoría en el pago de impuestos.