Nacional

Cruz Roja en Dia Mundial de la Hemofilia


Cristhian Marenco

Con un acto cultural y charlas impartidas por expertos, ayer por la mañana, Cruz Roja Nicaragüense celebró el Día Mundial de la Hemofilia, con el objetivo de incrementar la conciencia sobre esta enfermedad y otros trastornos de la coagulación.
La hemofilia y otras deficiencias de factores de la coagulación constituyen trastornos hemorrágicos de por vida, que impiden que la sangre coagule adecuadamente. Las personas con este tipo de padecimiento, no poseen una cantidad suficiente de una proteína que controla el sangrado.
Según explicó el doctor René Berríos, Director del Servicio Nacional de Sangre de Cruz Roja Nicaragüense, las personas con hemofilia pueden padecer hemorragias internas incontroladas como resultado de una lesión aparentemente menor. Las hemorragias en articulaciones y músculos provocan dolor y discapacidades graves, además se pueden presentar hemorragias en órganos principales, tales como el cerebro y pulmones.
“La única forma de que los pacientes con hemofilia reciban la proteína que hace falta es a través de transfusiones de sangre, porque esa proteína está en el plasma, y es aquí donde vemos la importancia de que las personas donen sangre. Si no fuera por el plasma que obtienen en las transfusiones, estos pacientes no podrían sobrevivir”, destacó Berríos.
En Nicaragua se contabilizan 310 personas diagnosticadas con hemofilia y otros trastornos hereditarios de la coagulación, sin embargo, todavía existen cientos de personas con los mismos trastornos de los que no se tiene registro, porque no acuden a los centros asistenciales.
De acuerdo con datos del doctor Berríos, los pacientes registrados por el Servicio Nacional de Sangre se encuentran en todo el territorio nacional, pero existe una leve concentración de los mismos en los departamentos de Managua, León y Chinandega.
El experto hizo un llamado a la población nicaragüense, recordando la importancia de donar sangre dos veces al año, ya que una persona con hemofilia puede llegar a requerir una transfusión sanguínea con bastante regularidad.