Nacional

Se traba litis por derrame de combustible

* Ocurrió en 2003 y hasta ahora fue notificada la demanda de los pobladores

Cristhian Marenco

A casi siete años del derrame de combustible de la cisterna subterránea de la gasolinera Texaco, ubicada en la entrada a Unidad de Propósito, el Juzgado Tercero Distrito Civil de la Circunscripción Managua dio lugar a la demanda de 90 pobladores contra la empresa transnacional Texaco Caribbean Inc.
Según explicó Elsner Angulo, coordinador de la Comisión de Pobladores Afectados de Unidad de Propósito, el Poder Judicial admitió la demanda ordinaria con acciones acumuladas de indemnización por daños ambientales y a la salud, así como perjuicios económicos y morales.
“Aquí el daño al medioambiente es incalculable porque se vieron afectadas las aguas subterráneas y se pusieron en peligro los pozos de extracción de agua potable, sin contar con los daños a la salud de todos los pobladores que con el tiempo han presentado síntomas de intoxicación por estos hidrocarburos”, refirió.
La cédula judicial de notificación que también fue entregada a los representantes legales de la Texaco Caribbean Inc., informa a la parte demandada que tiene un período de seis días para acudir al juzgado tercero y contestar la demanda de los pobladores.
Este caso se dio a conocer el 13 de mayo del año 2003, cuando los habitantes cercanos a dicha estación de servicio Texaco vieron interrumpidas sus rutinas cotidianas al sentir un fuerte olor a combustible.
“Nosotros estábamos tranquilos con nuestros quehaceres, pero de pronto empezamos a sentir ese olor y creímos que una pipa estaba llenando las bombas, hasta que nos dimos cuenta que una cisterna subterránea estaba filtrando gasolina súper”, recordaron los pobladores.
Tras el derrame subterráneo de más de cinco mil galones de gasolina súper, las seis bombas de combustible que conformaban la estación de servicio, permanecen clausuradas
Angulo detalló que el caso había sido engavetado por el Ministerio Público, por lo que tuvieron que contratar un bufete jurídico privado, con el objetivo de continuar con la acción judicial.