Nacional

Transportistas entran a su propia crisis

* Alza imparable de combustibles con todo y las condiciones ventajosas del crudo de Venezuela, ya resulta insoportable para dueños de unidades * Que Ortega defina con el programa de cooperación del país sudamericano una política pública que no maltrate al usuario, señalan

Representantes de la Coordinadora Nacional del Transporte (CNT), que representa al 80 por ciento de unidades de buses urbanos e interurbanos y del sector taxi del país, no descartaron ayer aplicar un aumento en la tarifa del pasaje que afectaría el bolsillo de los nicaragüenses, o realizar protestas en la capital si el gobierno se niega a atender sus demandas.
“Esto lo debe decidir el gobierno de la República mediante ¿qué cosa?, la primera: o el gobierno decide si va a aumentar tarifa en este país igual a como está autorizando la tarifa de Unión Fenosa… o que el gobierno defina con el programa de cooperación venezolano una política pública que no maltrate al usuario, que no implique tarifa, y que ellos definan los mecanismos de cómo pueden hacer esto”, propuso Andrés Lara, Presidente de la Cámara Nacional del Transporte (CNT).
Antonio Betanco, Presidente de la Federación del Transporte Colectivo de Nicaragua (Fetracolnic), recordó que en diciembre de 2008, el presidente Daniel Ortega despojó a los transportistas del subsidio que había implementado en mayo de ese mismo año, y que en esa ocasión el mandatario se comprometió a ajustar los precios del combustible si éstos llegaran a sufrir un incremento.
“Vemos como lo tenemos ya. El galón de la gasolina está por los 85, 90 y 100 córdobas, lo mismo con el diesel en los distintos departamentos, dependiendo de su lejanía, y el gobierno no dice esta boca es mía, mientras el sector transporte está asfixiado”, se quejó Betanco.
Los taxistas afiliados a la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis (Fenicotaxi) dijeron que cuando el gobierno quitó el subsidio a ese sector, el precio del galón de gasolina era de 60 córdobas en la capital, pero ha sufrido alzas hasta llegar a 85, por lo que han tenido un deterioro diario de 125 córdobas por el total de combustible utilizado.

Hablan hasta de paro
“De repente podemos tener un paro de transporte en una región determinada, podemos tener marchas de taxistas en Managua, plantones en León, Granada, Masaya, Juigalpa, y de repente --cuando las condiciones se den--, si el gobierno no escucha, pues, desgraciadamente, el sector ha terminado siempre protestando en las calles, que es lo que queremos evitar”, sentenció Lara.

Usuarios han emigrado
Betanco dijo que uno de los problemas comunes que enfrenta el sector del transporte en el país, es que las autoridades correspondientes se han dedicado a otorgar nuevas concesiones de buses y de taxis para que otras personas presten el servicio cuando el 20 por ciento de los usuarios ha emigrado a otros países reduciendo la demanda.

El caso de Granada
Rigoberto González, Presidente de la Cooperativa de Taxis La Gran Sultana, y sus afiliados, llevan 13 días de estar en huelga debido a que la Alcaldía ha aprobado 120 nuevas concesiones, según él, violando el reglamento del transporte y sin haber realizado un estudio previo de factibilidad.
González aseveró que mantendrán el paro, pero de forma pacífica, hasta que den respuesta a su demanda de eliminar las concesiones anunciadas por las autoridades; mientras Vidal Almendárez, Presidente de Fenicotaxi, mencionó que actualmente se ha notado que en diferentes departamentos las autoridades violan los reglamentos del transporte, por lo que es necesario crear políticas uniformes de regulación.
“Estos problemas sólo se solucionan si el gobierno central hace un llamado a todas las alcaldías. Nosotros creemos que el gobierno tiene la responsabilidad de hacer un llamado a todos los alcaldes para que se encuentre una salida y armonicemos al país, porque el problema es que el de Managua hace una cosa, el de Masaya hace otra, el de León hace otra y el de Chichigalpa hace otra”, consideró Almendárez.