Nacional

Dragón monopólico en candelas chinas

* Importador nacional es el más avispado de la región, ya que para otros países las candelas valen 1,200 dólares la tonelada, pero él la importa a 300 * Presidente de Cadin: “Aquí resultan dos posibilidades: que los chinos le regalan el producto al señor Mendoza, sería el único en el mundo, o alguien está subvaluando el producto” * Abogado de importador rechaza acusaciones, y para él no hay nada de ilícito, ya que todo es parte de “la oferta y la demanda”

La Cámara de Industrias cerró filas en torno al caso de la importación de candelas desde China, al conocerse un caso de introducción a precios mucho menores que los de otros importadores tanto nacionales como centroamericanos.
La organización demandó al gobierno actuar con más celeridad, porque “Aduanas está siendo un poco exagerada en su prudencia”, expresó Alfredo Marín, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua.
Según afirma, no hay ninguna duda respecto a la subvaluación de la mercancía, lo cual incluso sienta un peligroso precedente para que se haga lo mismo con otras mercaderías, en un reclamo al que también se sumará la Cámara de Comercio de Nicaragua. “Dicen ya que la próxima semana van a iniciar la protesta, porque esto no sólo afecta a la industria nicaragüense, en este caso a una industria de candela, sino que también afecta a los comerciantes honrados”.

Comparaciones regionales
Mostrando documentos de ingreso, Marín explica que, por ejemplo, la empresa Hebei Gemy Import and Export Co. Ltd., de Shijianzhang, China, vendió a la empresa nicaragüense Interamericana de Mercadeo S.A., de Managua, Nicaragua, un contenedor de candelas terminadas por un valor de 21,900 dólares, lo cual equivale a 1,168 dólares por tonelada. Esta importación fue en junio 2 de 2009.
Al mismo tiempo, muestra un informe del Directorio de Exportadores de El Salvador, en el que se refleja una importación de candelas procedentes de la República Popular de China en julio de 2009, por un valor de 21,867.91 dólares, equivalentes de 1,224.9 dólares la tonelada. Ambos precios coinciden y tienen una diferencia mínima.
Pero la factura de la empresa Guandong Laughthouseware Co. Ltd. De 52 de Zheng Road South, Gaungzhou, China, a nombre de Distribuidora Guadalupe, del Sr. Douglas Mendoza, refleja un monto mucho menor. Esta empresa importó un contenedor de candelas con fecha 15 de abril de 2009, por un valor de 287.83 dólares. La diferencia es enorme sostiene Marín, “están declarando el precio incorrecto”.
Pero todavía hay más, agrega el presidente de Cadin, quien remarca que incluso la Junta Directiva de esta Cámara decidió por unanimidad, denunciar esta situación. La ICIS Pricing, empresa internacional especializada en el monitoreo de precios, destaca que el precio de la parafina el 7 de octubre de 2009 era de 1,350 dólares la tonelada. Un año antes estaba en 1,500 dólares la tonelada, según el mismo informe. Actualmente es de 1,700 dólares la tonelada. “La caja de las candelas Guadalupe, dice que son 100 por ciento parafina”, destaca Alfredo Marín, haciendo notar la inconsistencia en el precio del producto final.
“Este efecto es dramático, no se trata de Candelas Llanes, sino que se trata de que mañana podés venir con otro producto y decir que te regalaron la leche en Panamá, y aparecés importando leche a 25 centavos el litro, entonces van a cerrar Parmalat y Centrolac. Traés después sorbetes de Estados Unidos, que cuesta dos dólares, y lo traes de 50 centavos”, indica Marín.
Para el presidente de Cadin, hay suficientes elementos para que Aduanas actúe investigando qué pasa con estas importaciones. “Aquí resulta dos posibilidades: o que los chinos le regalan el producto al señor Mendoza, al único en el mundo que se lo regalan, o alguien está subvaluando el producto”.
Para lo industriales todo está claro, “aquí no hay donde equivocarse. Los proveedores los tenemos, no hay nada qué decir, aquí no hay ningún secreto. ¿Donde la conseguimos (información)?, nos la enviaron en un sobre a Cadin. Hace como tres meses vino un sobre, y así nos han estado mandando esos sobres”.

Quieren el monopolio de las candelas, dice contraparte
Por su parte, el abogado de Douglas Antonio Mendoza, River Morales Velázquez, se presentó a la redacción de EL NUEVO DIARIO para rechazar las acusaciones y dar su versión de estas importaciones. Para él, no hay nada de ilícito, ya que todo es parte de la oferta y la demanda.
Para ello mostró una certificación del consulado de Costa Rica, que tuvieron a la vista la certificación de una empresa de origen chino. “Esos valores se corresponden con los valores que ellos tienen registrados, con los valores que la empresa ha vendido y que ha estado proveyendo al señor Douglas, no hay subvaloración. Son los valores, usted puede leer allí. Proveídos al señor Douglas Mendoza”, insistió. En este sentido, se aclara que el señor River no quiso dejar el documento para fotocopiarlo y reproducirlo, “es un documento privado”.
Agrega que el trasfondo de todo es que una empresa nacional quiere establecer un monopolio en el negocio de candelas. Una acusación que los industriales rechazan “nada tiene que ver el grupo Llanes en esto, es todo el sector industrial”, reiteró Alfredo Marín.
Sin embargo, Morales insiste en que todo es legal, y que con la certificación todo queda aclarado. Una aclaración que no deja para nada conforme a Cadin.
“Nosotros en la Cadin estamos en disposición de mandarles no uno, sino 40 certificados de diferentes precios cada uno, de diferentes consulados del mundo. Si llegás a un consulado y les decís que te pongan un sello, te le ponen un sello. Ese sello lo único que significa es que estuviste allá y lo mandaste”.

Una propuesta para poner la tapa al pomo
Para terminar la discusión, el presidente de Cadin hace una propuesta a Douglas Antonio Mendoza.
“Lo reto a que nos venda un contenedor semanal a un precio ligeramente superior a esto y se ganan un montón de reales. Al doble de este precio para que se gane 5 mil dólares por contenedor, y que nos venda uno semanal. Así que se gane 20 mil dólares al mes sentado en una hamaca”, expresa Marín.
Y explica su propuesta: “Él está comprando a 300 dólares la tonelada, nosotros se lo compramos a 700 dólares la toneladas. Que todos los meses nos traiga dos contenedores de candelas a 700 dólares la tonelada y que la Dirección General de Ingresos (DGA) nos dé un documento que diga que todo está correcto y que así debe ser, y los Llanes paran su producción y se sacan la lotería. Yo y los otros directores de la Cadin hacemos este negocio. Mendoza se va a ganar US$ 5 mil por contenedor; si nos trae uno por semanas se va a ganar 20 mil dólares sin mover un dedo”.