Nacional

Se ignoran cifras de muertes por penalizar aborto terapéutico

* “Minsa no tiene capacidad para determinarlas con exactitud”, dice especialista

Las estadísticas oficiales señalan la tendencia de que las muertes maternas en general se han reducido en más del 50 por ciento. Sin embargo, organismos independientes que trabajan directamente el tema de la mujer, estiman que después de la penalización del aborto terapéutico ha aumentado el número de mujeres que han perecido por esta causa.
“¿Cuántas han perecido por el aborto terapéutico? Es muy difícil de saber, puesto que el Minsa no tiene la capacidad para determinar este dato con exactitud, además, no todas mueren en los Silais, sino en lugares clandestinos. Este factor complica aún más las estadísticas que este ministerio pueda manejar”, consideró el gineco-obstetra José Antonio Delgado.
Otra información que reflejan los datos del Minsa, es que la mortalidad materna se trasladó del área rural a la urbana.
Cabe destacar que dicho ministerio, por el momento, sólo contabiliza los resultados hasta 2008, ya que los de cada período los obtiene después del primer trimestre del año en curso.
Según el informe oficial de nuestro sistema de salud, en 2006, se registraron 119 muertes maternas, 112 en 2007, y esta cifra disminuyó significativamente a 36 en 2008.
Los departamentos de Matagalpa, Jinotega y la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, continúan aportando los mayores índices de defunciones en las mujeres.
Los departamentos de Chontales y la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, pasaron de aportar un 14% cada uno en 2007 a un 8% en 2008.
En los últimos diez años, las principales causas de muertes maternas han sido: hemorragia y preclampsia (aumento de la presión arterial y las infecciones en general).

OMS: No debería de morir ninguna
No obstante, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, no debería haber ninguna muerte materna en ningún país, porque se supone que los sistemas de salud vigilan y controlan a todas las mujeres en edad fértil.
Actualmente el Minsa tiene una metodología denominada “las tres demoras”, las que, según galenos, están orientadas a tratar de disminuir los tiempos de atención o en que demoran en atender a una mujer en estado de embarazo.
Esta medida lleva más de de diez años, y a la fecha no todos los ginecólogos la conocen.
El doctor Delgado afirmó que existen varios planes de contención de mortalidad materna, que se han adecuado de acuerdo con cada Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais, del país, sin embargo, no se aplican, y si se implementaran las cifras disminuirían sorprendentemente.
Uno de los motivos por los que no se cumplen los planes del Minsa, según Delgado, es la falta de personal médico, porque en algunos hospitales hay de ocho a diez ginecólogos, los cuales atienden a varios miles de habitantes.