Nacional

Responsabilizan a Ortega por desplante de ex magistrados


Rafael Lara

Organizaciones de derechos humanos señalaron que el capricho y prepotencia es lo que prevalece en el proceder de los ex magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, a quienes esta semana se les venció su período, y no sólo no les importa hacer colapsar al sistema de justicia, sino que los usurpadores hasta amenazan con destituir a los magistrados legalmente constituidos.
Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, comentó que a políticos como el ex magistrado usurpador Rafael Solís, por arrogancia, no les importa afectar el trabajo de la Sala Penal de la CSJ, donde el fiscal general Julio Centeno Gómez, dijo que no enviará fiscales a los casos de casación pendientes, para evitar conflictos y confusiones que puedan devenir en materia legal.
Refiriéndose a los ex magistrados Solís y Cuadra, Carmona dijo que están dañando a la justicia, a la democracia y a los derechos humanos de los ciudadanos, al fomentar la inseguridad jurídica, algo que no les basta, porque hasta amenazan con dar una especie de “golpe de Estado” al Poder Judicial.

Responsabilizan a Ortega
“Son actitudes que caracterizan al gobierno del mandatario Daniel Ortega, quien utiliza a grupos vandálicos para imponerse. Estamos claros en que el origen de todo esto es el patrón de Solís, quien lo guía como quien maneja a un coche de caballos, donde --el equino-- sólo ve para adelante, sin importar lo que ocurra alrededor. Es evidente el acto desesperado del presidente Ortega, quien busca reelección presidencial a cualquier costo, pues sabe muy bien que las leyes no le asisten”, dijo Carmona.
Bayardo Izabá, Director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, concuerda con Carmona, alegando que el presidente de la República es el principal responsable del conflicto dentro de la CSJ.
“Hay que estar claros de que los dos partidos mayoritarios negocian sus cuotas de poder, pero en esta ocasión Ortega quiere que le permitan reelegirse, y pretende que se mantengan en sus cargos los magistrados del Consejo Supremo Electoral”, expresó.

Creen ser vitalicios
“Ortega no sólo está afectando el sistema jurídico de Nicaragua, también ahuyenta la inversión y nos hundimos más en la crisis económica. Ningún inversionista va a poner su dinero en un país donde la seguridad jurídica no existe, donde los representantes del Poder Judicial no acatan ni la Constitución de la República, y que después de diez o más años usufructuando grandes sumas del erario, creen que sus cargos son vitalicios, como el caso del ex magistrado Solís”, señala el director del Cenidh, quien miró ridículo el comunicado de cinco magistrados de la Sala Constitucional, entre éstos los dos usurpadores y sus suplentes, todos orteguistas, avalando y exhumando la disposición transitoria constitucional de 1987, que tenía dos décadas de muerta.
Virginia Meneses, representante de la Red de Mujeres contra la Violencia, dijo que con magistrados como Solís no hay Estado de Derecho, ni hay garantía de la justicia, por lo tanto, a nadie se le debería ocurrir que sean reelegidos.