Nacional

Abogados comienzan a rechazar a ex magistrados

* A través de un escrito, Roberto Argüello Hurtado solicita a la CSJ que dichos ex funcionarios se aparten de su caso

Martha Vasquez

Los primeros escritos de abogados desconociendo y rechazando como magistrados a los abogados Rafael Solís, Armengol Cuadra y Damisis Sirias, empezaron a llegar ayer a la Corte Suprema de Justicia.
En los escritos, las partes interesadas solicitan que dichas personas no conozcan sus casos, puesto que sería inconstitucional y carecerían de validez jurídica, ya que éstos no poseen nombramiento constitucional.
Un ejemplo de dichos escritos es el interpuesto ayer por el ex magistrado de la CSJ, Roberto Argüello Hurtado, quien en representación de sus clientes (más de 150 ex trabajadores de la Compañía Cervecera de Nicaragua), solicitó a la Corte que los tres mencionados ya no pueden seguir conociendo su caso, puesto que se les ha finalizado el período para el que fueron nombrados por la Asamblea Nacional.

Rechazo absoluto
“Me opongo a que sigan conociendo este caso esos (ex) magistrados, pues sería inconstitucional y estaría mal integrada la Sala Plena, y mis mandantes no los aceptan; los impugnan, puesto que hay que aplicar de preferencia la Constitución, después las leyes y decretos”, reza el escrito.
Es por pureza de la sentencia que el doctor Argüello rechaza que los ex magistrados sigan conociendo el caso, y alega que ni siquiera deben tener el expediente en su poder.
Esta situación planteada por el doctor Arguello, la predijo la semana pasada el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Manuel Martínez, al expresar que la presencia de dichos ex funcionarios traería serias repercusiones legales en cuanto nulidades de sentencias, y dejaría a la ciudadanía en una inseguridad jurídica absoluta.
“En el caso de la Corte Suprema de Justicia no es cosa de juego. Un abogado se puede valer de cualquier situación para invocar nulidades, y entonces entraríamos en un verdadero caos en este Poder del Estado, por cuanto no habría sentencias firmes al invocarse nulidades, por existir funcionarios que no están legítimamente electos”, fueron las palabras de Martínez, en su momento.