Nacional

Chávez pidió cuentas

* Sonrió y posó para las fotos con Ortega, luego se encerró por varias horas para sumar y restar millones de dólares, y partió con dudas por no tener a un Paniagua que le confirme números presentados * Establecimiento de reuniones trimestrales “no es para verse más seguido”, sino para llevar más control sobre los fondos

Sonreír y abrazarse ante las cámaras era la primera parte del guión, y por eso viajaron en caravana a 10 kilómetros por hora en las calles de la desvencijada capital. Ambos sabían que les esperaba una sesión difícil de hacer números con los fondos de la sociedad ALBA de Nicaragua S.A., Albanisa, el resto de la noche y parte de la madrugada.
El presidente venezolano Hugo Chávez y el nicaragüense Daniel Ortega llegaron a la Secretaría del partido de gobierno, que a la vez es la casa de habitación y despacho del segundo, y no para firmar acuerdos, como se dijo públicamente, pues esto fue lo último que hicieron al filo de la madrugada de ayer, sino para revisar cómo andan las cuentas, afirmaron fuentes de Albanisa.
“Vino a pedir cuentas, eso fue lo que vino a hacer”, dijo una de las fuentes de la firma, para luego agregar que “lo hizo (la visita) relámpago y de forma inesperada para que no hubiese tiempo de acomodar nada”.

¿Será así? Se fue preguntando
¿Y se fue conforme?, le preguntamos a la fuente, y dijo: “Se fue no muy convencido, porque la verdad es que le presentaron números de los que él no tiene una verdadera referencia, porque quien le ayudaba a determinar si los fondos se manejaban de manera transparente era Rafael Paniagua, pero como los de aquí (Francisco López y Cía) pidieron que lo sacaran de aquí, ahora le dicen lo que se les ocurre con números maquillados y todo”.
De acuerdo con el informante, el problema que tiene Chávez es que ningún venezolano quiere venir a ocupar el cargo de la Gerencia General de Albanisa, que era de Paniagua, hasta antes de confirmar a EL NUEVO DIARIO que esa firma había adquirido Televisora de Nicaragua, Telenica 8, y de afirmar que lo que querían era construir un nuevo país.
“Imaginate que José Antonio Contreras, que es un venezolano que les está midiendo las costillas en ALBA Alimentos (Albalinisa), tiene en contra a todos los de aquí, pero no han logrado que se vaya, y entonces al ver los de Venezuela que se trata de una cuestión complicada, rechazan venir a Nicaragua”, agregó.
El informante sostuvo que “Chávez sabe que hay fuga de dinero en las diversas (empresas) Albas, que lo que se perdió con el caso del hurto no es 1 millón 400 mil córdobas, sino que son varios millones de dólares, pero no hace un escándalo porque le salta la liebre en Venezuela, porque lo cuestionarían muchísimo, y no corta al comandante porque es su principal aliado en Centroamérica, es decir, prefiere no hacer la bulla, por conveniencia”.
“No creás que el establecimiento de reuniones trimestrales es porque se quieren ver más seguido, sino porque quieren ir viendo el manejo de los fondos más puntualmente, aunque a Chávez le sigue pareciendo que está en desventaja, por la ausencia de contraparte en Nicaragua en Albanisa”, sostuvo el informante.

Zapata dice que no sabe nada
Ayer EL NUEVO DIARIO consultó al actual gerente de Albanisa, Rodolfo Zapata, sobre la información brindada por las fuentes, y dijo no saber “nada de nada”.
“Mirá, hermanó, no tengo mayor información sobre eso, porque yo no participé en eso”, dijo.
Se le indicó que como gerente de Albanisa debería de estar informado sobre los aspectos abordados, pues es a través de esa entidad que se canaliza la cooperación venezolana, y respondió: “Te repito que no sé nada, si hay acuerdos o no hay acuerdos, nada tenemos que ver nosotros (Albanisa), son cosas de otro nivel”.
Chávez, quien visitó el país por sexta vez desde que asumió el poder Ortega en 2007, estuvo unas 13 horas, y luego de sostener la reunión en la que se informó de las cuentas, suscribió tres compromisos de cooperación con el Ministerio de Salud, Minsa; con el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y con la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos, Enabás.
Chávez llegó acompañado de su canciller Nicolás Maduro, y de los ministros del Poder Popular para la Comunicación e Información, Tania Díaz; para el Turismo, Alejandro Fleming; para la Alimentación, Félix Osorio; y para la Salud, Luis Reyes Reyes.

Otros acuerdos
Ellos participaron en la firma de los acuerdos para la construcción de dos mataderos de reses, de dos plantas procesadoras de leche, y otra de maíz y sus derivados. La inversión de los convenios, según las fuentes de Albanisa, se calcula en unos 130 millones de dólares en 2010.
Uno de los mataderos estará ubicado en El Rama, en la Costa Atlántica de Nicaragua, y el otro podría estar en el norte del país. Cada instalación de este tipo procesará unas 500 reses diarias y producirá 17 mil 500 toneladas de carne vacuna al año.

Crecen dudas sobre deuda pública
La llegada de Chávez dejó una estela de dudas alrededor de la cooperación de su país a Nicaragua, ya que ofreció más de lo mismo, y más bien generó una serie de dudas sobre la naturaleza de la misma, estimaron diversos empresarios.
Róger Arteaga, Presidente de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, Amcham, advirtió que no hay que sorprenderse si “en cualquier momento (el Frente Sandinista) reúne los votos suficientes en la Asamblea Nacional y pueden sacar una ley en la que digan que es una deuda externa del país”, refiriéndose a la cooperación que ha dado Venezuela.
El presidente Chávez reafirmó en su última visita a Nicaragua el miércoles, que la cooperación “es de gobierno a gobierno, de Estado a Estado”, lo cual, además, fue calificado por Arteaga como un intento por enredar más las cosas, “en cuanto doblan repican”, señaló.
Agregó que primero dijeron que era cooperación de gobierno a gobierno, después que era entre privados, “y ahora vienen a decir nuevamente que es de Estado a Estado”.
Señaló que lo único que está claro de toda la maraña que constituye la cooperación venezolana es que el 50% de la factura petrolera se paga de contado, el otro 25 por ciento lo dan en proyectos sociales, y el restante 25 por ciento, “ese ya es discrecional y lo ocupa (Daniel) Ortega como mejor le parece, y allí es donde se están haciendo inversiones de compras de hoteles, canales y granjas”.

Petronic tendrá que responder
Por su parte, el ex ministro de Hacienda y Crédito Público y Director de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Fundes, Mario Arana, descartó que esta cooperación se convierta en deuda externa, dado los acuerdos firmados por el gobierno y aprobados por la Asamblea Nacional, que establecen que esta cooperación no genera deuda.
Pero sostiene que en toda la operación hay una empresa estatal, Petronic, que en determinado caso es la que tendrá que responder con su patrimonio.
“Lo que sí es que hay una empresa del Estado que, obviamente, es parte en este acuerdo, pero las empresas descentralizadas funcionan con autonomía, y realmente, si son objeto de una demanda, esa demanda llega y paga con su propio patrimonio”.
Sin embargo, Arana reconoce que la cooperación venezolana ha tenido un impacto positivo en la economía, pues ha dado un impulso a las exportaciones nacionales.
“Venezuela se ha convertido en un importante socio comercial, además que los flujos provenientes de ese país han crecido”, agregó.
Un punto positivo de la misma es la inversión en energía, que aunque cara, ha contribuido a eliminar los apagones. Al mismo tiempo, señaló que hay otros fondos, que considera cuasi fiscales, que van dirigidos a subsidios de energía y otros proyectos sociales como Hambre Cero.