Nacional

Tensa calma en Granada


Mercedes Vanegas

Masaya

Después de un día violento, la ciudad de Granada volvió a la calma, luego que el alcalde, Eulogio Mejía, decidiera reunirse con los taxistas. El edificio de la alcaldía, que había sido tomada por ex trabajadores, fue devuelto al comisionado mayor, Ramón Abella, jefe de la Policía de la Gran Sultana, quien después se lo entregó al edil.
La reunión sólo fue con los taxistas y no con los ex trabajadores, porque según el alcalde, lo que hicieron éstos fue un acto indebido, por lo que Mejía interpuso una denuncia en la Policía de Granada.
El edil dijo que en los próximos días darán a conocer cómo encontraron la alcaldía, después de la toma que llevaron a cabo los ex empleados.
EL NUEVO DIARIO no pudo obtener una versión de los ex trabajadores sobre lo manifestado por el alcalde.
Respecto a los grupos de jóvenes violentos, el alcalde explicó que no eran pandilleros los que andaban con él, sino pobladores que llegaron a apoyarlo.
Por su parte, los taxistas manifestaron que continúan en paro y que no van a suspenderlo hasta que el alcalde deje de estar otorgando concesiones.

Las concesiones van
El funcionario municipal, en conferencia de prensa, dijo que la reunión con los taxistas es sólo un acercamiento para programar otra reunión, porque las concesiones van, ya que es una ordenanza aprobada por el concejo municipal.
Agregó que un estudio de factibilidad demostró que se necesitan más taxis para Granada, porque desde hace trece años no ha habido nuevas concesiones, y que la población ha crecido mucho.
Sobre esto, los taxistas expresaron que el edil no ha hecho ningún estudio, y lo único que tiene es una encuesta con personas que nada saben del asunto, pero que si hace un verdadero estudio y resulta que se necesitan más taxis, ellos están dispuestos a aceptar.
La reunión comenzó a las diez de la mañana, y a mediodía, cuando salieron a un receso, los taxistas dijeron que no habían llegado a ningún acuerdo. Por la tarde se volvieron a sentar a puerta cerrada, y casi al anochecer no había ninguna solución.
La Policía de Granada reportó cinco personas detenidas y seis vehículos dañados, como resultado de los enfrentamientos que se produjeron el martes frente a la alcaldía y sus alrededores.
El Palacio Municipal se encuentra resguardado por autoridades policiales.

Prematuro hablar de afectación al turismo
La vicetitular del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mayra Salinas, sostuvo ayer que es “muy prematuro” determinar la afectación del sector por los recientes acontecimientos ocurridos en la Alcaldía de Granada.
“Es algo muy reciente, no han pasado ni 24 horas. Esperamos que este problema se resuelva. Hacemos un llamado a la alcaldía y a los que se tienen tomada la entidad, a que solucionen sus problemas”, dijo ayer por la mañana Salinas, al ser consultada sobre el tema.
Indicó que “de prolongarse” ese conflicto en la ciudad colonial, una de las más visitadas por los turistas a nivel local, tocaría verificar si hay o no afectación. Pero “en este momento no podemos entrar al terreno de la especulación, hay que ver qué sucede, porque no sabemos en cuánto tiempo se puede resolver este problema”, expuso.
De acuerdo con el Banco Central de Nicaragua, BCN, el 40 por ciento de los turistas que arriban al país, es decir más de 360 mil, optan por visitar las ciudades coloniales: León y Granada. De modo que la ciudad es pujante en términos turísticos.

(Colaboración de Amparo Aguilera)