Nacional

Plantón de jubilados en edificio del INSS

* Los quejosos señalaron que lo que reclaman está estipulado en la Ley y en un acuerdo firmado por el presidente de la institución, que no les cumplen * Ayer nadie atendió a los ancianitos, quienes expresaron que “no tenemos mucho tiempo para seguir esperando”

Ningún funcionario del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, atendió ayer a los adultos mayores que estuvieron en las instalaciones de esa institución desde tempranas horas de la mañana, exigiendo el cumplimiento de ocho acuerdos y el endoso del seis por ciento del salario mínimo a la pensión reducida.
“¿Dónde está nuestra plata? El INSS no nos está regalando nada, pedimos lo que por derecho nos corresponde. No nos dan ni una pastilla, y cuando morimos, nos niegan hasta la caja”, vociferaban enérgicos los ancianos, miembros de la Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, y de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Nicaragua, Ajupin.
Los ancianitos permanecieron en el edificio del INSS desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde, esperando respuesta de Roberto López, presidente de la institución, quien nunca se apareció para atenderlos.
Porfirio García Ramírez, presidente de la UNAM, explicó que el motivo del plantón se debe al incumplimiento de una serie de acuerdos firmados el 17 de marzo de este año, de los cuales, hasta la fecha, no se ha cumplido ninguno.
“Desde hace dos años veníamos solicitándole al señor Roberto López que recibiera a una comitiva de nuestra asociación para negociar, pero éste se había negado, sin embargo, debido a una movilización que hicimos, nos recibió y firmamos acuerdos y queremos que se cumplan ya”, manifestó el presidente de la UNAM.

“No tenemos tiempo para esperar”
Añadió que “nos tienen que resolver en este año, porque no tenemos tiempo para esperar”, haciendo alusión a la edad avanzada que tienen todos los integrantes de la organización que él representa.
Dentro de los acuerdos concensuados con López, están pendientes una serie de beneficios para los ancianos como: prótesis, bastones, anteojos, entre otros.
Asimismo, necesitan que se cumpla el acuerdo de ser recibidos todas las semanas para sus inquietudes.
“En concreto, estamos demandando la pensión de vejez reducida con el monto del salario mínimo vigente y todos los beneficios sociales correspondientes a las pensiones, es decir, asistencia médica, medicamentos, prótesis, pago de la mitad de los servicios básicos, como agua, luz, teléfono”, refirió García.
Los adultos mayores no piensan claudicar, pues anunciaron un nuevo plantón para mañana, en el edificio central del INSS, y amenazan con tomarse las instalaciones si no reciben una respuesta a sus solicitudes.