Nacional

Mata a compañera y se suicida


José Luis González

LEÓN

En la comunidad Santa Pancha, Mina El Limón, un hombre de 33 años, de nombre Romel Canales, asesinó a Marielka Zambrana, de 21, con quien mantenía relaciones amorosas.
Después intentó asesinar a un hijo de Marielka, de cuatro años, quien recibió heridas de arma blanca, pero que según fuentes médicas, se encuentra fuera de peligro en el hospital.
Luego de cometer estos hechos se disparó en la cabeza, y falleció en el trayecto al Hospital Escuela de León, según relataron testigos.
El niño fue trasladado al Hospital Escuela, donde fue intervenido quirúrgicamente, y según los médicos, se encuentra fuera de peligro.
“Fue sometido a una cirugía, ya que presentaba una herida de cuchillo en la parte lateral del cuello”, informaron. Al parecer, la intención del asesino era degollarlo, ya que la herida buscaba la yugular.
En Santa Pancha, Malpaisillo
La tragedia ocurrió en la comunidad Santa Pancha de Mina El Limón, Malpaisillo, departamento de León, a eso de las cuatro de la tarde del miércoles, y el origen de la misma podrían haber sido los celos.
Según relataron, Romel Canales mantenía una relación extramarital con Marielka Zambrana, quien le había expresado su intención de terminar la misma, ya que no quería seguir con él.
De acuerdo con familiares de Canales, éste se encontraba en la comunidad Las Palmas, a dos kilómetros del lugar del crimen, en la vela de un primo. De allí se trasladó hasta Santa Pancha, en busca de Zambrana, con quien sostuvo una fuerte discusión, la cual terminó con los disparos que le hizo aparentemente con una TT. Posteriormente la arremetió contra el niño y al final se disparó.
Los testigos señalaron que él se encontraba en la vela con su esposa, Maritza Salgado, de 30 años, quien se quedó mientras él salía hacia Santa Pancha.
De acuerdo con el relato de un primo hermano del victimario, de nombre Henry Martínez, cuando llegó al lugar del crimen vio a su primo todavía con vida, pero no pudo moverlo, ya que los familiares de Marielka se lo impidieron, exigiendo primero la presencia de la Policía.
“Si se hubiera trasladado inmediatamente quizás se hubiera salvado”, explicó Martínez, quien afirmó que en el lapso que duró la discusión, su primo se desangró.
La Policía Nacional se encuentra resguardando el lugar, ya que las familias de los muertos están enardecidas y se lanzan acusaciones.