Nacional

CPC quieren callar a cura en Chinandega

* Le enviaron a mensajera diciéndole que se reunirían con él para reclamarle, pero luego desistieron, cuando supieron que irían los periodistas * “Seguiré denunciando las injusticias vengan de donde vengan”, dice el sacerdote, quien se ha expresado contra la pobreza y las violaciones a los derechos humanos

Róger Olivas

CHINANDEGA

La tranquilidad del padre Bayardo Aguilar, de la parroquia El Redentor, de la Colonia “Roberto González”, de esta ciudad, está alterada, después de que miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, le reclamaron porque supuestamente sus homilías están politizadas.
El grupo de molestos orteguistas enviaron a una mensajera a comunicarle al sacerdote que llegarían a la casa cural a las cuatro de la tarde de ayer a reclamarle, pero desistieron cuando se enteraron de la presencia de reporteros.
Aguilar, originario de Managua, fue ordenado sacerdote diocesano hace 25 años, 13 de los cuales ha dedicado a la labor misionera en la Colonia “Roberto González”.
Dijo que se mostró sorprendido cuando recibió la visita de la enviada de los miembros de los CPC, que violentan la Constitución, ya que ésta establece plena libertad de culto.
El religioso expresó que sus homilías tratan estrictamente del Evangelio de Jesucristo. “Oriento con caridad, sin fanatismo, ilumino a mis feligreses acerca de la vivencia cristiana, porque el apasionamiento nos conduce a posiciones absurdas. A veces yo ilumino bajo la luz del Evangelio la situación que se vive a nivel nacional”.
El sacerdote agregó que en la parroquia se congregan personas de distintos pensamientos políticos, cuyo único interés es recibir el mensaje religioso que contribuye a la tolerancia entre vecinos.

En contra de la represión
Y es que lo que aparentemente tiene molesto al grupo de CPC orteguistas, es la posición del padre Aguilar contra la represión que han sufrido miembros de la sociedad civil, cuando han pretendido marchar de manera pacífica.
“No se puede caer en cosas radicales que pueden llegar a derramamiento de sangre, como ha sucedido algunas veces. Me preocupan las violaciones constantes a los derechos de los nicaragüenses a manifestarse libremente, pero no hay que tener miedo”, afirmó el párroco.
Señaló, además, que si el acoso continúa informará a su superior, el Obispo de la diócesis de Occidente, monseñor Bosco Vivas Robelo, aunque considera que se trata de un “libretazo” de parte de miembros de los CPC.
Dijo que continuará denunciando las injusticias --vengan de donde vengan--, y espera que en el país no se reedite la política de la década de los ochenta, cuando el primer gobierno de Daniel Ortega persiguió a la Iglesia, ofendió a varios sacerdotes y expulsó del país a otros.

Apoyo de feligreses
Juana Amador, una de las feligresas, expresó que el padre Bayardo Aguilar es progresista y apreciado por los católicos de la Colonia “Roberto González”, porque sus homilías tratan estrictamente de las enseñanzas de Jesucristo.
Gloria del Socorro Alvarado se pronunció en similares términos, y añadió que el grupo de personas que adversan al religioso, han malinterpretado sus palabras referidas a la pobreza y desempleo que existe en Nicaragua.
Martha Juliana Paz dijo que la molestia del grupo de orteguistas contra el sacerdote puede originarse en que no se pudieron posesionar de un terreno contiguo a la parroquia, que legalmente pertenece a la iglesia.
Intentamos conocer la versión de Ana Canales, encargada de los CPC en la Colonia “Roberto González”, pero no se encontraba en su casa y tampoco en su centro de trabajo, en la escuela “Efraín Tijerino Mazariego”.