Nacional

Se toman alcaldía de Granada

* Turistas corren espantados al encontrarse con grupos que se enfrentaban con piedras, garrotes y morteros * Daños en varios vehículos, noche de pesadillas, y pandillas dominan el escenario

Mercedes Vanegas

Granada

Ex trabajadores de la Alcaldía de Granada se tomaron la madrugada de ayer las instalaciones de esa comuna, quienes también fueron respaldados por transportistas del sector taxi.
La toma se dio debido a supuestas violaciones que el alcalde, Eulogio Mejía, ha hecho en contra de los trabajadores y transportistas.

Pandilleros en acción
Cuando empleados de la alcaldía intentaban recuperar el edificio, los protestantes recurrieron a organizar pandillas armadas de garrotes y de morteros para fortalecer la toma.

Las demandas
Entre las supuestas violaciones señaladas están el que les deben tres semanas a los trabajadores administrativos, no tienen los derechos de la Seguridad Social, y corrieron a más de 60 trabajadores supuestamente de manera injusta.
Los trabajadores piden la reincorporación de los despedidos, porque así lo manda una resolución del Ministerio del Trabajo, Mitrab, de la que el edil ha hecho caso omiso.
Al igual que los trabajadores, los transportistas manifestaron que están en contra de las 120 concesiones que el edil otorgó de manera ilegal, por lo que ellos han estado en paro por nueve días, esperando una resolución del alcalde.
Por las razones anteriores y porque el alcalde no ha querido dialogar, hubo varios enfrentamientos campales entre los transportistas y un grupo que acompañaba al edil, pero en todo esto los principales afectados han sido los dueños de negocios, que se vieron obligados a cerrar, lo que les ocasionó grandes pérdidas económicas.

Vehículos dañados
Durante el enfrentamiento salieron dañados cuatro vehículos particulares que estaban ubicados cerca de la alcaldía.
Los turistas salieron corriendo al ver a los grupos que se enfrentaban con morteros, piedras, palos y machetes.
Aunque los enfrentamientos fueron fuertes, tanto los ex trabajadores como los taxistas y el alcalde, no se han sentado para resolver el problema que enfrenta la ciudad de Granada.
Los ex trabajadores y taxistas manifestaron que ellos sí están dispuesto a platicar con el edil.
“Queremos que se respeten nuestros derechos y que se incorpore a sus puestos a los trabajadores corridos, por lo que estamos anuentes a platicar”, dijo Oscar Moreira, Secretario General de la Unión Nacional de Empleados.
Por su parte, José Ramón Mejía, de la Cooperativa “Carlos Núñez”, dijo que ellos no hubieran llegado a ese extremo si el alcalde se hubiera reunido con ellos para resolver el problema.
El edil Eulogio Mejía catalogó la toma de la alcaldía como un acto de vandalismo y criminal, que está haciendo un grupo de personas.
Agregó que a todos los trabajadores se les ha cumplido con sus pagos, pero que en algunas ocasiones se retrasaron porque las recaudaciones estaban muy bajas.
“Nosotros no encontramos una alcaldía con las arcas llenas. Agarré una alcaldía con más de dos meses de salarios (sin enterar), y tuve que hacer malabares financieros para hacerle frente”, señaló.

Justifica concesiones
Por otro lado, el alcalde manifestó que según un estudio realizado, se necesitaban nuevos taxis, por lo que se aprobaron más concesiones, “porque hay muchos taxistas que maltratan a los usuarios y cobran exageradamente”.
La participación de la Policía fue muy poca, ya que enfrente de ella los grupos se enfrentaban a pedradas y a morterazos.
Hasta en horas de la tarde no se había llegado a ninguna solución, y los pandilleros dominaban la escena, provocando nuevas estampidas de turistas y el resguardo de vehículos y de pequeños comercios ambulatorios.