Nacional

Invasores aferrados a terrenos aledaños a mercado “Israel Lewites”


Las personas que llegaron desde el viernes a ubicarse a terrenos baldíos que colindan con el Mercado “Israel Lewites”, siguen aferrados a la idea de establecerse en ese lugar, y afirman que no cederán en sus intenciones hasta llegar a un acuerdo.
Argumentan que han pasado tres días en el sitio y no ha llegado ninguna persona a reclamar esas tierras. Sin embargo, oficiales de la Policía Nacional llegaron al lugar e indicaron a las personas que parte del lote de tierras pertenece al Ejército de Nicaragua.
A pesar de ello, las personas no dan tregua a que los desalojen y en las horas de la mañana de ayer, domingo, aún se encontraban en el terreno. “Nosotros no queremos robarnos estas tierras, las queremos pagar, pero a largo plazo... de manera que nos resulte favorable, porque somos pobres y necesitamos un lugar donde vivir”, dijo una señora que esta en el lugar.
Policía los desalojó
Sin embargo, al mediodía de ayer, oficiales del Distrito Tres de la Policía Nacional, se presentaron al lugar y desalojaron a unos 25 civiles. Mientras eso ocurría, tanto oficiales de la Policía, como antimotines, se ubicaron en la zona para impedir el acceso de los llamados “toma tierras”, y se llevaban a varias personas detenidas.
Pero bastó conque los sacaran del terreno, pues una gran cantidad se mantenía en los alrededores, con la idea de “arreglar las cosas de buena manera”. Los detenidos se mantienen en la Estación de Policía del Distrito Tres. Por otra parte, se trató de obtener declaraciones de los oficiales de la Policía, pero esquivaron a los medios de comunicación que se encontraban en el lugar.
Las instalaciones del Distrito Tres estaban cerradas y resguardadas por antimotines, pues familiares de los detenidos estaban pidiendo a gritos su liberación. Entre los detenidos está un niño de 14 años, cuya mamá lo esperaba afuera de la estación policial, entre llantos e insultos dirigidos a los guardianes del orden.
“Queremos llegar a un acuerdo”
Victoria Porras es quien dirige al menos a 500 personas que se ubican en los terrenos. Porras mencionó que “sabemos que estas tierras tienen dueño… pero no las vamos a dejar porque hasta ahora están siendo ocupadas… y queremos llegar a un acuerdo para que nos pertenezcan”.