Nacional

Identifican a las otras 3 víctimas de Las Piedrecitas

* David Sequeira está contando el cuento porque sus amigos lo dejaron en casa de una tía “durmiendo la mona” * Los tres pasajeros del asiento trasero eran vecinos de Monseñor Lezcano y nada tenían que ver con el cuarto pasajero del taxi

María Mercedes Urroz

“No me quisieron despertar y le dijeron a mi tía que se iban a sus casas para no preocupar a sus familiares…y fue hasta las dos de la tarde que me dijo otro brother que los muchachos no aparecían, yo no sabía que hubo un accidente por Las Piedrecitas y menos que ellos estaban involucrados y fallecidos”.
Eso fue lo que manifestó entre sollozos David Sequeira, amigo de las tres víctimas fatales del terrible accidente que se dio en la cuesta de Las Piedrecitas en la madrugada del pasado viernes.
Leslie Enrique Vélez Betanco, de 20 años, Giomar Stefano Mendoza Ugarte, de 17 años y Óscar Jonathan Castañeda García, de 22 años, son los tres jóvenes que no habían sido identificados y que perdieron la vida la madrugada del viernes, junto a dos personas más, cuando el taxi en que viajaban quedó debajo de un camión arenero en el kilómetro cinco de la Carretera Sur, a la altura del parque Las Piedrecitas.
Prima los identificó
La salida de los cuatro muchachos no fue rara, porque eran amigos y desde pequeños andaban juntos. Lo extraño es que en todo el día no hubo información de ellos, por lo que Marcela Gámez, prima de Leslie Vélez, se fue a buscar a su familiar.
“Era muy extraño y comencé a buscarlo por todas partes, en los hospitales, hasta que llegué al Instituto de Medicina Legal y lo reconocí por la ropa, los zapatos…él era fanático del fútbol, iba al gimnasio y se tomaba sus tragos, es una gran pérdida”, aseguró Marcela.
Y es que Marcela Gámez no sólo identificó a Leslie, sino a los otros dos vecinos. Ayer por la tarde se realizó el funeral de dos de ellos en el Cementerio General.
Cabe señalar que los tres jóvenes que iban de pasajeros en la parte de atrás del taxi blanco, placas M-01055, conducido por Léster Rocha, no tenían nada que ver con el copiloto identificado como Ottoniel Ruiz.
Vecinos en vida y muerte
La vela de Giomar Mendoza se realizaba a una casa de distancia de la de Leslie. Sus familiares aseguraron que siempre salían a divertirse juntos.
“Es una terrible tragedia, la verdad estamos desconsolados y no tenemos más palabras que expresar, su funeral será mañana –hoy—en Sierras de Paz”, dijo Juganina Chan, tía del adolescente.
A media cuadra la otra vela
Las tres víctimas habitaban en el barrio Monseñor Lezcano, de la estatua una cuadra al norte, media al este y media al sur.
Óscar Jonathan Castañeda era estudiante y deja en la orfandad a un niño de cuatro años y a una niña de dos.
Miguel Ángel Rodríguez, primo de Castañeda, expresó que reconocieron a su familiar por medio de un llavero. Las honras fúnebres se realizaron ayer por la tarde, en Carazo, de donde son originarios sus padres.
No lograron ver el clásico de España
Sequeira recordó que el jueves salieron a celebrar y al mismo tiempo a ponerse de acuerdo dónde iban a ir el sábado a ver el partido de fútbol entre el Real Madrid y el Barcelona, y que fueron a casa de una tía ubicada por el sector de Las Piedrecitas. Agrega: “Todos le íbamos al Barcelona, era nuestra pasión el fútbol”, indicó.
El accidente que cobró la vida de las cinco personas que iban en el taxi se originó a las cuatro de la mañana del viernes, cuando Augusto Martínez Ramírez, de 29 años, conductor del camión placas, M127505, invadió el carril contrario, ya que Dimer José Gutiérrez Navarrete, de 30 años, apodado “La Carol”, en estado de ebriedad estaba bailando en medio de la vía.
Se espera que hoy, tanto Augusto Martínez, el conductor del camión, como Dimer Gutiérrez, el peatón que supuestamente provocó la tragedia, sean llevados a los juzgados para ser acusados por la Fiscalía de homicidio imprudente.