Nacional

Turismo decayó en la Gran Sultana

* Cifras del Instituto Nicaragüense de Turismo confirman la percepción de los granadinos durante la celebración de Semana Mayor

Ingrid Duarte

GRANADA
La industria turística tiene tres repuntes al año en la colonial ciudad de Granada: la temporada de Semana Santa, las fiestas patronales en agosto y las celebraciones de diciembre. Dicho repunte es evidente con la masiva cantidad de visitantes que entran por la vía terrestre y acuática.
Los lugares más buscados por los turistas continúan siendo las Isletas, Volcán Mombacho, Laguna de Apoyo e Isla de Zapatera. La delegada del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, María Victoria Martínez, manifestó que en los primeros dos meses de 2010 entraron al país unos 163, 312 extranjeros, lo que representó un aumento de 11, 484 en comparación con el mismo período de 2009, pero no precisó la cantidad que llegó a Granada.
Dijo que el Instituto estaba enfocado en la Semana Mayor y en la captación de visitantes en los centros turísticos, en este caso el “Lorenzo Guerrero”, ubicado frente a las costas del Lago Cocibolca, y que para la temporada habilitaron también los balnearios de El Guayabo y Casa de Tejas, tradicionalmente muy concurridos.
En marzo, el ministro, Mario Salinas, destacó que en los meses de enero y febrero pasado el centro turístico de Granada captó a 81 mil personas, es decir, el 44 por ciento del total que visitó los cinco centros administrados por el Intur. Esto motivó una proyección de casi 90 mil turistas por parte del director del centro, Arnoldo López, quien en su momento confió en el desborde de los veraneantes.
Quedó --entonces-- planteada la necesidad de controlar el flujo turístico y contabilizar las entradas de los visitantes, sin embargo, Martínez sabe que no cuenta con el apoyo de los propietarios de hoteles que no detallan la cantidad de ocupantes. Debido a esa situación, el Intur lo está haciendo basado en la boletería del “Lorenzo Guerrero” y en el control que sus funcionarios efectuaron a la entrada de los balnearios.
“Quizás no quieren tener problemas con la renta y por eso no dan detalles de la cantidad de personas que se hospedan, porque con el Intur no habría inconvenientes; ellos pagan por su licencia de forma anual y es una tarifa establecida. No se dan cuenta que de esa manera nos ayudarían muchísimo”, aseguró la delegada.
Notable descenso
Tanto López como Martínez insisten en que la afluencia fue mayor este año. No obstante, las cifras demuestran un notable descenso, por ejemplo, en el 2009 el centro recibió a 82, 400 personas y este año registró solamente a 73, 649. Datos suministrados por el mismo López revelan que el año pasado entraron 22, 733 automóviles; 14, 256 camionetas; 8, 173 motocicletas y 727 autobuses. Este año llegaron 1, 367 automóviles; 1, 237 camionetas; 1, 910 motos y 76 autobuses.  
La funcionaria explicó que la cifra puede obedecer a la poca exactitud en el conteo, ya que había tres entradas disponibles y poco personal efectuando el control. “Como este año no le cobramos a los peatones, entraban demasiados grupos y era muy difícil para las muchachas contar a cada una de las personas. Incluso los ciclistas entraban sin ningún registro”, dijo.
También Nahual Tours
Pero la baja no solo se percibió en el centro turístico, el propietario de la tour operadora Nahual Tours, localizada en calle La Calzada, Evert Ocón, señaló que el año anterior hubo más afluencia. “Esta Semana Santa vinieron menos turistas, sobre todo costarricenses y salvadoreños, pero hubo algo nuevo: más panameños, cosa que antes no se miraba”, subrayó.
Se mantuvo con la misma cantidad de guías que en 2009, pero dice que este año el trabajo fue ocasional. Y es que Ocón observó una gran amenaza para las tours operadoras: la piratería. Se trata de los hoteles que no pagan impuesto igual que las agencias, pero están prestando el servicio que les corresponde a ellas. 
La otra competencia es la de las tours operadoras extranjeras que entran al país con su propio personal, no contratan guías, hacen el recorrido por los sitios turísticos y ellos mismos cuentan la historia. “Parece que no hay nadie que controle eso y provoca que nosotros captemos menos”, afirmó. 
Ocón agregó que “La Semana Santa del año pasado fue tan buena que desde noviembre del 2008 empezaron a llegar los extranjeros, no parábamos. Este año todo ha estado muy calmo”, lamentó.
Buen año para Leo Tours
Al dueño de la tour operadora Leo Tours, Leopoldo Castillo, el incremento del 8.38 por ciento de visitantes del que habló el ministro Salinas no le es extraño, pues según dijo fue una excelente temporada. “Tuvimos la oportunidad de armar muchos grupos para las isletas, el Volcán y la Laguna del Mombacho, además pidieron kayak”.
Su principal mercado lo constituye Europa, seguido de Estados Unidos y Canadá. “Cada año instalamos un mapa bastante grande y las personas que toman el tour con la oficina señalan el país de donde provienen. Así nos damos cuenta de qué países nos visitaron más. Poco a poco también viene haciendo presencia Asia, como Taiwán, Tokio y China”, indicó.
Contrario a Nahual, Leo triplicó el número de costarricenses, con grupos de doce y diecisiete personas.  “La Semana Santa del año pasado el promedio era de diez a doce personas, pero este año los grupos grandes subieron entre quince, diecisiete y hasta veinte integrantes. Fue una temporada muy buena”, puntualizó.
El Parque Central es otro de los sitios turísticos preferidos, aquí están ubicados varios vendedores de artesanía y bisutería, cuyos principales compradores son los extranjeros. EL NUEVO DIARIO conversó con algunos dueños de estos negocios, quienes sintieron una considerable caída en las ventas. Por ejemplo, don Juan José Hernández ofrece artesanía guatemalteca: mochilas, bolsos, monederos, collares, pulseras, etc., pero este año dice que no vendió como esperaba.
“Por la situación económica mundial las ventas están bajas, no solamente nosotros sino todo el comercio del parque, porque nos reunimos y comentamos sobre la situación. Esta ha sido la peor época, la gente prefiere asegurar su comida”, lamentó.
A la par está instalado el tramo de Elyin David Villachica, quien observó bastantes costarricenses y panameños recorriendo el parque durante la Semana y aunque vendió “algo”, aseguró que estuvo mejor el año pasado.
“No fue el mejor año, pero gracias a Dios vendí de todo un poco, como cerámica, bolsos, pero lo más vendible fueron las camisetas de El Güegüense, el Gallo Pinto, Viva Granada, Sandino y el Ron Flor de Caña, eso le gusta mucho al extranjero”, compartió.
Una percepción parecida tiene el gremio de aurigas o cocheros, como se les conoce popularmente. Don Alfredo Matus tiene 32 años en este trabajo y dice que a pesar de haber entrado a la ciudad, los turistas casi no demandaron el servicio. “La actividad estuvo bien baja, hicimos menos viajes que en otros años”, afirmó.     
“Trabajamos de lunes a domingo y creo que por día logramos entre tres o cuatro viajes cada uno de los cocheros. Pero la verdad es que hubo una gran baja”, reforzó don Javier Gómez.