Nacional

Las mujeres e institucionalidad democrática

* Dicen sentirse atropelladas cuando un Estado que supuestamente es laico, se une a la Iglesia Católica para penalizar el aborto terapéutico

En Nicaragua, aún prevalece el sistema patriarcal, porque las leyes son hechas por y para los hombres, y en estos procesos se prescinde del consentimiento de las mujeres, lo cual tiene como resultado violentar los derechos del público femenino.
Así lo estimaron las participantes en el primer Foro Debate sobre Institucionalidad Democrática, promovido por el Colectivo de Mujeres Itza. Para la coordinadora de dicha asociación de féminas, Bertha Inés Cabrales, actividades como éstas son muy importantes para desarrollar los conocimientos de todas las mujeres del país, a través de la información sobre la política nacional y el impacto que tiene la misma en la práctica de los derechos de todas las mujeres.
“Elegimos este tema porque los tópicos políticos tienen mucho que ver con nuestros derechos. Lo que se legisla en la Asamblea Nacional tiene que ver con las mujeres, al igual que las políticas de Estado.
Estamos haciendo esta actividad para que las mujeres tengan información y vayan desarrollando un mayor nivel de conciencia crítica”, consideró Cabrales. La coordinadora aconsejó la demanda por el respeto de los derechos de las mujeres, aunque reconoció que esto es un proceso, conformado por diferentes fases y que lo primero es conocer qué tanto saben las mujeres a cerca de institucionalidad democrática y su vínculo con sus derechos.
Asimismo, anunció que el próximo sábado 17 de abril se realizará una actividad similar en Somoto, en la que se espera la participación de más de 100 mujeres de todos los lugares aledaños a esa ciudad norteña.
“Hemos visto que este desarrollo ha sido como una ola que se hunde y sale, por ejemplo todos esos cambios en la Asamblea Nacional, se va desquebrajando la institucionalidad, a partir de decretos ejecutivos se viola nuestra Constitución, entonces todo eso debemos saberlo todas las mujeres”, explicó Cabrales.
De igual manera, agregó que “hemos notado que en nuestra Constitución está cimentado el derecho a la vida y como esa ley del año un mil 800, de los tiempos de Zelaya, se establece que Nicaragua es un estado laico, pero estos principios de laicidad se violentan cuando la Asamblea en conjunto con la Iglesia derogan un derecho de las mujeres, en el caso del aborto terapéutico, y eso no se puede hacer”.
En este foro participaron unas 80 mujeres, aproximadamente, entre las cuales estaban: maestras, estudiantes, líderes o promotoras de distintos barrios y comunidades de la capital.