Nacional

“Somos víctimas no victimarios”

* Igual que Palcasa dice: “Busquen a los responsables”, aunque reconoce cambio de uso de suelos * Magfor advierte que empresa no está autorizada para ese cambio en plantaciones de palma

Tatiana Rothschuh

SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN

Mientras la delegación policial de Río San Juan investiga a los responsables de las quemas que devoraron más de 300 hectáreas de palma africana, el costarricense Luis Diego Barrantes Salas, quien está a cargo de las plantaciones de la empresa Maderas Cultivadas de Centroamérica, deslindó responsabilidad en los incendios, y consideró a su empresa “víctima y no victimaria”.
Después de la inspección realizada por una comisión interinstitucional de Río San Juan en la zona siniestrada, Barrantes se personó ante El NUEVO DIARIO con su asesor legal, Clemente Tercero, para defender la imagen de su empresa, ya que a su juicio, “Maderas Cultivadas ha sido afectada por ese incendio de gran magnitud, que igual que Palcasa lo lamentamos, duele mucho que se queme tanta área”, dijo.
El representante, Luis Arturo Salazar --quien se encuentra en Costa Rica--, insistió en que la empresa no ha quemado “ni hemos dado orientación”, y también dijo haber informado a la Policía sobre las quemas en las propiedades que compraron a cooperados palmeros.
Señaló que se ha visto raro que la empresa haga carril corta fuegos. “En todas la áreas hacemos esa práctica, porque es una medida preventiva, no es para quemar; es para prevenir”.
Sin embargo, en el recorrido realizado, llamó la atención que en cada área quemada había rondas con una magnitud insuficiente para cortar el fuego y evitar su propagación, como ocurrió al ser alcanzadas por las llamas las plantaciones nuevas de Palcasa.
El ingeniero Barrantes lamentó que no se haya invitado a su empresa a la inspección realizada por la comisión, pero la misma fue hecha a solicitud del ingeniero Jorge Salazar, quien dispuso medios para que los diferentes delegados institucionales constataran en el terreno la devastación que causó en la palma africana las quemas y ante quienes demandó una investigación exhaustiva para dar con los responsables.

Desestiman vandalismo
Salazar desestimó que el hecho sea un acto de vandalismo, como lo considera el inversionista costarricense por las evidencias mostradas en el terreno y las declaraciones de los lugareños, e indicó que perdieron una área de 96 hectáreas de plantación, y cuando se le informó de las quemas se traslado inmediatamente a la zona, haciéndole frente a las llamas con 100 empleados de la empresa, más la brigada contra incendios y el Cuerpo de Bomberos de San Carlos.
Aunque Barrantes niega que estén quemando, reconoce el cambio de uso de suelo en las plantaciones de palma africana, “estamos tumbando palma para la siembra de melina”, aseguró al referir que les fue aprobado el plan de gestión ambiental para ese cultivo.
El proyecto que dice ser sostenible, generara fuentes de empleo, y no sólo se proponen producir árboles, sino también industrializar la producción, para lo cual piensan importar un aserrío la próxima semana. “El valor agregado se quedará en Nicaragua”, aseguró.
Por su parte, Blanca Olivia Martínez, delegada del Magfor, reafirmó que la empresa Maderas Cultivadas de Centroamérica no cuenta con autorización alguna para hacer cambio de uso de suelo, cuya competencia es del Magfor, “en esa zona se ha quedado claro que pretenden sembrar melina”.