Nacional

Comerciantes agresivos y en rebeldía contra la alcaldía leonesa

* Hubo hasta silletazos, y los vendedores aseguraron que de ahora en adelante no van a pagar los tributos, por considerar injusta la acción de la comuna

José Luis González

LEÓN

La vicealcaldesa y la secretaria del Concejo de León, Santos Roque y Gisselle Lacayo, respectivamente, estuvieron a punto de ser linchadas por más de cien comerciantes enardecidos que rechazan el ordenamiento de los mercados y el incremento de impuestos.
El hecho ocurrió el jueves por la tarde, al concluir una sesión ordinaria del Concejo.
Los comerciantes de los cuatro mercados populares (La Terminal, La Estación, Mercado Central y Mercadito de Sutiaba) reaccionaron con violencia ante la indiferencia que mostraron las funcionarias edilicias a los reclamos que les hicieron.
Roque y Lacayo fueron agredidas verbalmente y les fueron lanzadas sillas plásticas, bolsas de agua, papeles y salivazos, por lo que de manera apresurada cerraron la sesión de trabajo e ignoraron las peticiones de los quejosos.
Una joven comerciante lanzó con lujo de violencia una silla plástica en contra de la concejal Gisselle Lacayo, la que por fortuna logró esquivar al ingresar a su oficina.
La vicealcaldesa Roque salió huyendo por la puerta de emergencia, al observar a los enfurecidos vendedores que permanecieron por más de media hora en la puerta principal del Concejo, aguardando la salida de las funcionarias.
 
Culpan a opositores
Los concejales de la bancada liberal, Maynor Tercero, René Morales Niño, Ángela Montenegro y Víctor Miranda, escucharon las inquietudes de los comerciantes, pero fueron acusados por Gisselle Lacayo de promover la inestabilidad en el gobierno local.
Maynor Tercero, concejal del PLC en la Alcaldía de León, rechazó los señalamientos, y aseguró que es injusto que la población esté pagando incremento de impuestos sin que haya aumento en los salarios de los trabajadores, además que el desempleo golpea por todos lados.
“Los mercados tienen una mora superior a los 4 millones de córdobas, y ese dinero podría ser reinvertido en la rehabilitación de los centros de compras. Tenemos que crear conciencia en la población y particularmente en más de 3 mil comerciantes que no quieren pagar sus impuestos”, dijo Lacayo, tras agregar que los mercados La Estación y La Terminal son los más endeudados.
Agregó que actualmente la municipalidad realiza una revisión en el pago de impuestos. “Antes, los comerciantes tenían pequeños tramos y pagaban cuotas mínimas de cinco y diez córdobas, pero después de varios años, siguen pagando la misma cantidad y poseen grandes tramos, porque son mayoristas y es injusto que sigan pagando la misma tarifa”, reiteró la funcionaria.
Janeth Ramírez, miembro de la Junta Directiva del mercado La Estación, anunció que a partir de ayer ningún comerciante va a pagar impuestos.
“Los concejales, junto al edil Manuel Calderón, se han burlado de los comerciantes, no escuchan nuestras inquietudes, hacen lo que ellos quieren, y eso no lo vamos a permitir, no vamos a pagar impuestos a partir de este viernes, es injusto que nos estén cobrando un 20% de incremento en el pago de las matrículas por los tramos”, afirmó la comerciante, quien representa a más de 600 vendedores de la localidad.