Nacional

Libre conductor de camioneta fatídica

* Fiscalía solicitó cambio de medida cautelar: de prisión preventiva a presentación periódica * Mora Narváez ya tenía cuatro infracciones, y Policía le canceló definitivamente su licencia de conducir

Lesber Quintero

RIVAS

Aldo Mora Narváez, conductor de la camioneta donde viajaban los doce jóvenes que perecieron la madrugada del tres de abril, producto de un accidente vial, quedó en libertad a las seis de la tarde del jueves, por una solicitud de cambio de medida cautelar de prisión preventiva a presentación periódica, que solicitó el Ministerio Público.
De acuerdo con la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, la decisión se basó en que nueve de las diez familias afectadas por la muerte de los doce jóvenes, llegaron a mediación con Mora Narváez, de 21 años, el cual entre sus acuerdos pidió perdón y disculpas a todas las familias afectadas por el dolor causado.
Hasta la tarde de ayer, nueve familias habían aceptado las disculpas a cambio de nada, y los únicos que no habían firmado el acuerdo de mediación eran los familiares del joven Néstor Bonilla Rodríguez (q.e.p.d.), de 20 años, y Jean Carlos Páez, quien junto a Mora Narváez son los únicos sobrevivientes del trágico accidente, que ocurrió en el kilómetro 118.6 de la Carretera Panamericana sur, cuando regresaban de San Juan del Sur a Rivas.
De acuerdo con la fiscal, el proceso judicial que se inició en contra de Mora Narváez por los delitos de homicidio imprudente en perjuicio de los doce fallecidos y lesiones imprudentes en perjuicio de Páez, continúa, al no existir la firma de estas familias, pero en caso contrario, esta trágica historia llegaría a su fin con el sobreseimiento definitivo a favor de Mora Narváez.
De momento, Mora Narváez estará bajo la custodia de sus padres, se presentará a los juzgados una vez a la semana y no podrá salir del país.
Por su parte, la Policía de Tránsito decidió, a través de una resolución, cancelar definitivamente la licencia de conducir de Mora Narváez, el cual tenía como antecedente cuatro infracciones, y se le responsabiliza de ser el causante del fatídico accidente que dejó saldo de doce muertos, ya que conducía bajo los efectos del licor, iba con sobrecarga de pasajeros, invadió carril contrario y conducía a más de 120 kilómetros por hora, en una zona donde la velocidad permitida es de 60 kilómetros por hora.