Nacional

5 muertos en otro brutal accidente

* Señalan como el responsable a un peatón que, en estado de ebriedad, supuestamente hacía gestos y bailaba en plena vía en la oscuridad de la madrugada * Conductor del camión lo esquivó, pero invadió el carril contrario, y al querer evitar el encontronazo, quedó cruzado, y el taxi se estrelló

Cinco personas perdieron la vida en un accidente de tránsito ocurrido la madrugada de ayer en el kilómetro cinco y medio de la Carretera Sur. En esta ocasión, los protagonistas del encontronazo fueron un camión arenero y un taxi, el cual quedó totalmente destruido.
La colisión se produjo a las cuatro de la mañana de ayer, cuando Augusto José Martínez Ramírez, de 29 años, conductor del camión placas, M127505 invadió el carril contrario, debido a que Dimer José Gutiérrez Navarrete, de 30 años, apodado “La Carol”, en estado de ebriedad, empezó a hacer gestos y a bailar en medio de la vía.
Para no impactar a Navarrete, el conductor del camión tomó la decisión de invadir el carril en el que venía el taxi blanco, placas M01055, conducido por Léster Antonio Rocha Pavón, de 31 años, el cual no logró frenar a tiempo, por lo que el vehículo quedó debajo del camión.
Producto del encontronazo, perdió la vida Rocha, junto a sus cuatro pasajeros, de los cuales hasta el cierre de nuestra edición, sólo uno había sido identificado, con el nombre de Ottoniel Enrique Ruiz, apodado “Totto”, de 26 años, y quien viajaba en el asiento del copiloto.
El taxi quedó totalmente destruido, cuatro de sus pasajeros perdieron parte de la bóveda craneal, mientras Rocha quedó con el rostro totalmente desfigurado. Todos los tripulantes quedaron prensados entre las latas retorcidas del vehículo.
Al lugar se hicieron presentes socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense y miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos, quienes tuvieron que hacer uso de cierras eléctricas para poder extraer los cuerpos de lo que quedó del taxi.
Datos preliminares de la Policía Nacional del Distrito Tres revelaron que el taxi circulaba de sur a norte en la vía, mientras el camión lo hacía de norte a sur rumbo a la arenera, ubicada en el kilómetro nueve de la carretera nueva hacia León.

Acusan a peatón de causar tragedia
Tanto el conductor del camión como el taxista fueron trasladados al Distrito Tres de Policía.
Carolina Cajina, abogada defensora de Martínez, señaló que “mi cliente no sale de su casa con intenciones de matar a alguien. Lamentamos el hecho, porque hubo pérdidas de vidas y no nos negamos a su arresto, pero no queremos que lo señalen a él como el responsable, cuando el peatón también tuvo su grado de culpa”.
Por su parte, Silguia Martínez, hermana del conductor del camión, con la voz entrecortada expresó que “él vive en Las Banderas, y todos los días a las cuatro de la mañana sale de la casa a vender piedras y a hacer viajes de arena, y nunca había sufrido ningún tipo de accidente en los más de 15 años que tiene de manejar vehículos de carga”.
Los primeros en darse cuenta de la tragedia fueron los familiares de Rocha, quien habitaba a cuatro cuadras de donde perdió la vida. Su hermana, Verónica Rocha, indicó que la última vez que lo vio fue a las nueve de la noche del jueves, cuando salió rumbo al bar “La Playa de los Románticos”, donde acostumbraba a parquearse para esperar pasajeros cuando la noche estaba “mala”.
Según versiones de trabajadores del populoso bar, Don Léster, como llamaban al taxista, trasladó a eso de la una y media de la mañana a las otras cuatro víctimas, las que se encontraban ingiriendo licor, pero no saben hacia dónde se dirigían.

Único soporte de la familia
Mientras esto sucedía, en otro punto de la capital, los familiares de “Totto” hasta a eso de las seis y media de la mañana recibían la terrible noticia. Los padres del infortunado, dos personas de la tercera edad, no daban crédito a lo sucedido, pero cambiaron de parecer al llegar al Instituto de Medicina Legal, IML y reconocer a su hijo.
Doña Josefa Ruiz, madre de “Totto”, indicó que su hijo salió desde tempranas horas del jueves rumbo al mercado Oriental, donde realiza diversos trabajos. Esa fue la última vez que lo vieron con vida.
Al llegar la medianoche, doña Josefa no se preocupó por qué su hijo no llegaba, ya que cuando salía a divertirse, acostumbraba a llegar hasta la noche del día siguiente o tres días después.
“A él le gustaba salir con sus amigos, se le había metido la idea de ir a Ciudad Sandino y a León a divertirse, pero en realidad no sabemos de dónde venía cuando lo accidentaron”, señaló Ruiz.
Los ancianitos lloraban amargamente, porque su hijo era el único soporte de la familia, y les deja una deuda de un mil dólares, adquirida por un préstamo para materiales de construcción.

Tres sin identificar
Todos los cuerpos fueron trasladados al IML, pero hasta ahora sólo han sido retirados dos. Por su parte, el comisionado Francisco Vanegas, segundo jefe del Distrito Tres, indicó que hasta el momento, el hecho está catalogado como invasión de carril, y que el peatón enfrentará cargos por su imprudencia, porque contribuyó a la muerte de cinco personas.