Nacional

Cae Ruth Herrera

* También denunció presiones de Bayardo Arce “para que cediera a las urbanizadoras y dejara de proteger las fuentes de agua” * Se va como González, agradeciendo a Ortega su despido, mientras los “muchachos de Porras” lanzaban cohetes y “El 19” se unía a la celebración

Oliver Gómez

Como una bomba se anunció ayer por la mañana que Ruth Herrera, Presidenta Ejecutiva de Enacal, había renunciado a su cargo, y anoche ella misma lo confirmó en su oficina, revelando que “Bayardo Arce y Gustavo Porras han sido los dos más radicales en presionar mi salida del gobierno”, mediante dos flancos que atacaban su gestión.
La ex titular de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) apuntó que el principal es Porras, porque durante los un mil 182 días en su cargo presionó su salida lanzándole a los sindicatos que existen en dicha firma estatal.

Protege corrupción
“Porras quiere convertir el Convenio Colectivo en una Espada de Damocles sobre Enacal… y protege a una serie de personas corruptas. Pienso que es un desperdicio de mi tiempo, de mis neuronas, de las energías que tengo, estar todo el tiempo en ese pleito, cuando realmente esos sindicatos no quieren a Enacal, no quieren que suba la cobertura, no pagan el agua, no trabajan, se amparan en el fuero sindical”, señaló.
Aclaró que no se refiere a los 45 sindicatos que existen en dicha empresa, sino sólo a los que están bajo la sombra del FNT, de Porras.

Bayardo detrás de urbanizadoras
Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, se sumó a esta presión, según Herrera, protegiendo a la empresa privada. “Ha habido presiones de Bayardo Arce para que yo les ceda a las urbanizadoras… Hay recursos de amparo contra mi gestión por el tema de proteger las fuentes de agua donde las urbanizadoras estuvieron construyendo… él también está detrás”.
Advirtió que su renuncia no es para darles gusto a Porras y a Arce, porque seguirá combatiendo la corrupción en cualquier lugar donde se encuentre, aunque, por ahora, dice que se tomará “unas merecidas vacaciones que, creo, me las tengo bien ganadas, porque he demostrado que soporto presión y de todas partes”.
Una y otra vez remarcó en su última comparecencia como Presidenta de Enacal, la relación de colaboración y apoyo constante que tuvo con el presidente Ortega, de quien se declaró “amiga desde hace muchísimos años”, y a quien agradeció haber aceptado ayer la renuncia que le presentó un día antes. Se trata de una carta de la que entregó copia a varios periodistas.
“En este momento tomo distancia porque considero que las presiones del doctor Gustavo Porras por crear una administración paralela en Enacal, utilizando para ello a cuestionados dirigentes sindicales, vinculados muchos de ellos a prácticas de corrupción, ha pasado el límite de lo tolerable”, le informa Herrera a Ortega.

“Tú también, Jannette”
“Se persigue crear un ambiente de desestabilización que pretende empañar nuestra labor, y el Mitrab está totalmente parcializado a favor de los sindicatos”, señala en la carta, al referirse a la ministra Jannette Chávez, quien fuera su abogada en la Red de Consumidores.
La información de su renuncia circuló como reguero de pólvora en las oficinas de Enacal desde las nueve de la mañana, y luego del mediodía, ante las constantes preguntas de los sindicatos, fue revelada oficialmente al personal por los jefes de área de las gerencias de Enacal, pidiendo guardarse la información porque se garantizaba a todos la estabilidad laboral.

Los celebrantes
Al menos eso dijo Alejandro Prado, Secretario General del Sindicato Independiente de Trabajadores de Enacal, quien lanzaba cohetes y morteros afuera de la sede central de la Aguadora, “para celebrar que se va el verdugo y se acaba el yugo… ¡Se les acabó la finca!”, gritaba.
La fiesta de pólvora inició a las dos de la tarde y culminó hasta las cinco, mientras Jackson Orozco, divulgador de Enacal, respondía a cada periodista que le consultaba que “esa información no es cierta… ya le consulté a doña Ruth y dice que es otra cortina de humo de los sindicatos”.

La corrieron, dice otro exaltado
“Eso no es cierto. Nuestro presidente Daniel Ortega le pidió que renunciara, y que si no lo hacía la iba a correr por la vía legal para que le diera pena, así es que prefirió renunciar. Pero ella está corrida aunque diga lo contrario, porque el Gobierno defiende a los trabajadores y no a los funcionarios corruptos”, le gritó en respuesta Omar Mercado, Secretario del Sindicato “Freddy Aguilar” de Enacal.
Fue hasta las siete y media de la noche que Herrera salió de su oficina y brindó declaraciones a los periodistas, repartiendo copias de su carta de renuncia.
Explicó que ya está formado un equipo que dirige el traspaso de su gestión a la nueva administración, y será hasta el próximo sábado a las 12 del mediodía que entregará su cargo a la persona que designe el presidente Ortega.
“No le recomendé a nadie al Presidente. Esa es su decisión”, dijo Herrera a EL NUEVO DIARIO, sin embargo, todos los dirigentes sindicales aseguran que su sucesor es Salvador Vanegas, quien anoche estuvo a su lado durante la comparecencia y quien integra la Junta Directiva de Enacal.

Los medios no se le escaparon
Consideró su mayor logro los 81 pozos de agua potable que inauguró durante su gestión, los mismos que “cualquier persona puede comprobarlos en las revistas que distribuimos de Enacal, pero nadie lee ni publica estas cosas buenas”. Aunque reconoció que cometió errores en su gestión, no quiso mencionar ninguno, pues asegura que “para eso están los periodistas investigadores de los medios… y no les voy a facilitar el trabajo porque también presionaron mi renuncia”.

La celebración oficial
Los medios oficialistas se unieron a la celebración de los sindicatos de Enacal por la caída de Herrera.
“El 19 Digital” no ocultó su regocijo de que “la confirmación de la renuncia de Herrera se da en medio de fuertes conflictos entre su administración y los sindicatos, que han sido recurrentes desde hace más de un año”, y que representantes de los sindicatos de trabajadores de la empresa “manifestaron sentirse conformes”.