Nacional

Sombra de “El Encanto” sobre muertes en Waslala

* Se entrevistaron con pobladores, testigos y hasta con el jefe policial, y se ve que hay incongruencias entre el informe oficial y el de los civiles * Doctor Carrión solicita a Centeno Gómez investigación independiente, porque la misma institución que perdió a dos de sus hombres realiza las indagaciones

Rafael Lara

Las indagaciones que un equipo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, realizó sobre el tiroteo en el río Iyas, en Waslala, dejaron un mal sabor de boca en Gonzalo Carrión, director del área jurídica de esa organización, quien teme que las investigaciones del caso y el proceso judicial tomen un rumbo similar al de la masacre ocurrida en la finca “El Encanto”, en el Atlántico Sur, donde murieron tres campesinos a manos de un grupo conjunto Ejército-Policía.
“Tenemos datos para presentar en estos días un informe preliminar sobre el caso ocurrido el 4 de abril, en el cual fallecieron dos agentes policiales, cuatro civiles, y quedó media docena de civiles heridos. Nuestro equipo, luego de recibir una carta de familiares de los fallecidos de la zona y de pobladores que pedían nuestra intervención, acudimos al lugar, se entrevistó a pobladores y testigos, y al jefe policial, quien dijo tener ya un informe que no adelantó porque su jefatura lo presentará oficialmente en los próximos días”, dijo Carrión.
El director jurídico del Cendih insinuó que las versiones policiales y civiles no son congruentes, lo cual será dado a conocer en detalle en conferencia de prensa por los promotores del Cenidh encargados del caso, familiares y testigos del sangriento incidente.
Entre algunos de los cuestionamientos está la supuesta pérdida de un arma policial que fue utilizada en los hechos, la falta de autopsias, así como el sorprendente supuesto de que ninguna de las armas policiales mató a los civiles.
“Hay muchas circunstancias aún por esclarecer, aunque los mandos policiales de la zona indican tener un informe que será remitido al Ministerio Público. El primer problema que veo es que la institución involucrada, que perdió a dos de sus miembros en el intercambio de disparos, es también la encargada de las investigaciones. Por lo tanto, pido al fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez, que realice una investigación independiente”.

Lo parecido a “El Encanto”
Por eso, Carrión consideró estas situaciones similares a lo ocurrido en el caso de torturas infligidas por agentes policiales en Nueva Guinea, y en la masacre en la finca “El Encanto”, donde las versiones oficiales diferían mucho de lo ocurrido, donde los investigados eran los investigadores, no se siguieron las acciones apropiadas para aclarar los hechos, y donde el caso era la utilización de la fuerza armada desmedida por parte de las autoridades.
Así le pareció inapropiado que desde un inicio se acusara de “banda de delincuentes” a los fallecidos y heridos, sin antes investigar si todas las víctimas civiles tenían algún involucramiento. Sin embargo, la jefatura policial ha sostenido su versión, rechazada por familiares y pobladores de la comunidad de Zapote Kun.