Nacional

“Empresas previsionales son un negocio redondo”

* “Tanto las privadas como las del Minsa que asisten a los pensionados, brindan mala atención, niegan los tratamientos o quedan muy lejos”, dice Donald Castillo * Agrega que gran parte de las EMP iniciaron sus operaciones en un garaje, y después de ser contratadas por el INSS se han convertido en grandes clínicas

Las Empresas Médicas Previsionales, tanto las privadas como las del Ministerio de Salud, Minsa, están más preocupadas por la apariencia de sus instalaciones que por tener un equipo especializado para brindarle una atención completa a sus agremiados, afirmó Donald Castillo, Presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados Independientes de Nicaragua.
Agregó que a medida que pasa el tiempo, estas empresas se convierten en grandes complejos de salud, con los fondos que el mismo Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, les extiende y hacen un “negocio redondo”.
Según Castillo, gran parte de las EMP iniciaron sus operaciones en un garaje, y después de ser contratadas por el INSS, éstas “se han levantado significativamente”.
“Después que las EMP iniciaron en un portón, ahora han mejorado sus infraestructuras y son grandes clínicas, para que les llegue más gente. El problema es que gastan la platita que les da el INSS, que por supuesto es una millonada, y no se ocupan de adquirir equipos de punta para brindar una atención completa a los asegurados y a los pensionados. Eso es un negocio redondo”, consideró Castillo.
Algunos pacientes adultos mayores no acuden a sus EMP, “primero por el transporte porque si son bastante mayores, se les hace difícil tomar dos o tres autobuses, entonces ellos se atienden en los centros de salud o policlínicas del Minsa, ahí les dan el medicamento y la atención solicitada. Entonces, quien está gastando es el Minsa y quienes salen ganando son las previsionales”, refirió Castillo.

Es peor en los departamentos
Señaló, además, que las EMP en los departamentos están instaladas en las cabeceras departamentales, y por ejemplo, los de Corinto o Chichigalpa no se atienden en Chinandega, lo mismo ocurre en el Costa Atlántica, donde las previsionales están en Bilwi y en Bluefields, por lo tanto, los pacientes difícilmente se trasladarán a las cabeceras para ser atendidos.
Asimismo, los asegurados tienen el problema de que cuando por algún accidente son llevados de emergencia a un hospital público, luego de recibir los primeros auxilios en ese centro asistencial, sus empresas médicas no los quieren recibir.
El NUEVO DIARIO quiso obtener las respuestas que el INSS da a todos los señalamientos que se le han hecho últimamente, por lo tanto nos comunicamos de manera telefónica con su divulgadora, Marta Rosales Mondragón, quien en un primer momento se excusó, diciendo que se encontraba viajando y no escuchaba nada, por lo que se comprometió a devolver la llamada, sin embargo, no cumplió su promesa.