Nacional

Ernesto Cardenal lleva buenas nuevas a Solentiname

* Con solidaridad de pintores, poetas y escultores será reconstruida la iglesia, un monumento histórico, cultural y religioso, también el parque infantil y otras obras

Tatiana Rothschuh

SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN

En la tradicional Semana Santa, el poeta Ernesto Cardenal no sólo fue a descansar y devorar sus libros a Solentiname, su “oasis de paz”, sino que también llevó las buenas nuevas que obtuvo como resultado de su reciente gira por países europeos: una grandiosa y exitosa subasta que dejó 800 mil dólares para el archipiélago.
Estamos en la isla Mancarrón, y nuestra presencia lo motiva a hablar de su mayor satisfacción, tras recibir la más alta condecoración cultural, la Cruz de Honor, que le otorgara el Gobierno de Austria.
“La medalla la llevo en mi pecho como llevo al pueblo de Nicaragua, quien se merece ese gran reconocimiento”, afirmó al posar su mano sobre su distinguida cotona blanca.
“Solentiname estaba necesitada. En el Museo de Arte Moderno, en Viena, se realizó una grandiosa y exitosa subasta dedicada a Solentiname”, dice al relatar que unos 20 pintores austriacos donaron sus obras.
“También se expusieron esculturas mías y pinturas del archipiélago. Tanta fue la asistencia y acogida, que las pinturas las compraban entre 30 y 40 mil dólares. Por mis esculturas dieron más de 10 mil, cuando aquí en nuestro país se valoran en 1,500 dólares”, manifestó.

Las obras
Precisó que fueron 800 mil dólares los que produjo la subasta, un monto muy importante para Solentiname, pues existe una asociación sin fines de lucro que no produce nada, y con ello van a reconstruir la iglesia, que es un monumento histórico, cultural y religioso, que esta a punto de derrumbarse.
Agregó que también reconstruirán el parque infantil, que está en franco deterioro y señaló que era de urgente necesidad la compra del motor para la embarcación de transporte colectivo de Solentiname.
“El barco fue donado por la juventud católica de Austria en los años 80 y el motor ya caducó”, indicó el poeta.
Con los fondos también ejecutaran otros proyectos, “para lo que llamamos la comunidad histórica”, refiere Cardenal.

“Nos están robando el hotel”
El padre y poeta lamentó que la gran idea del héroe y líder de Solentiname, Alejandro Guevara, cuando la escuela de capacitación de líderes campesinos pasó a ser un hotel, ahora sea “robada” para satisfacer intereses personales.