Nacional

Familia de Fabio Rivas hace denuncia en la CPDH


Rafael Lara

Ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, la familia de Fabio Rivas Montealegre, víctima de cinco disparos, clamó para que se les ayude a encontrar justicia, luego de que la jueza Rosario Ibarra Padilla, del Juzgado Segundo de Audiencia de Chinandega, archivó por un año la acusación contra Paolo Coen Ubilla.
“Nos sentimos muy ofendidos por la actuación de la jueza, ya que está favoreciendo a Coen. Sólo a ellos les permite el ingreso, mientras a nosotros nos ha mantenido separados de su actuar en los juzgados”, dijo Mario Rivas Baldizón, papá de la víctima.
Indicó que a pesar de la presencia policial, ella dejó que el acusado por homicidio entrara, y al menos cuatro de sus guardaespaldas y tres amistades permanecieran con Coen durante la audiencia relámpago, donde la jueza argumentó insuficiencia de pruebas y archivó el caso.
Rivas Baldizón alegó que los Coen han movido sus influencias económicas con la viuda de su hijo, a quien supuestamente le regalaron una casa y un vehículo, por lo cual considera que han llegado a un arreglo. “Ella ha llegado al recinto judicial hasta escoltada por la familia Coen”.
Sobre esto, expresó que por eso no han permitido que él como padre, sus hermanos, o las dos hijas de la víctima (de otro matrimonio), rolen en la acusación como ofendidos, aunque la ley los asiste como tales.
Entre lo mencionado está el cambio de tipificación del delito, de asesinato a homicidio, sin tomar en cuenta las circunstancias y la saña del hecho. Se desestimó la complicidad del el guatemalteco Carlos Echeverría Pedraza, luego se tardaron para circular al acusado, quien, tras el hecho, estuvo residiendo en Guatemala.
Posteriormente, el sistema de justicia accedió a levantar la orden de captura contra Paolo Coen para que éste regresara a Nicaragua y se presentara a declarar. Asimismo, se desestimó a una docena de testigos, y entonces la jueza no vio suficientes elementos probatorios y mandó a archivar el caso por un año, algo que muy beligerantemente dictó en Jueves Santo, en período de vacaciones.
Para Norma y Gretel Rivas, hijas del occiso, la justicia no está prevaleciendo y hay mucho favoritismo para el acusado.
“Para la jueza, nosotras como hijas no somos ofendidas, sólo la última esposa de mi papá. También quiero dejar claro que la única persona que está agarrando dinero es la viuda, quien le tuvo tres hijos a mi papá. Nosotros en total somos nueve hermanos y no tenemos nada que ver con eso. Nos han buscado, pero lo que queremos es justicia, no su dinero”, aseguró Gretel.
Marcos Carmona, Director de la CPDH, indicó que agotarán las vías correspondientes para que se haga justicia en el caso.