Nacional

Corrupción tras obra inconclusa en Cedro Galán

* Proyecto de conservación de suelo y agua en kilómetro 12 carretera a León detenido por haberse construido con materiales de inferior calidad al estipulado

La empresa constructora que desarrolló la construcción de las obras de conservación de suelo y agua en la comarca Cedro Galán, del distrito tres de Managua, y ubicado en el kilómetro 12 de la carretera vieja a León, aseguró a EL NUEVO DIARIO que hoy continuarán las obras de construcción, las cuales concluirán el próximo viernes.
Sin embargo, detrás de esta construcción hay un verdadero caso de corrupción denunciado por la misma Alcaldía de Managua, quien hizo varias objeciones a este proyecto, entre los que mencionan la mala calidad de las obras, según documento de la dirección de Gestión Ambiental.
Según el “Informe de solicitud de Cancelación de Contrato, la comuna firmó un contrato con el contratista ingeniero Roy Francisco Ulloa López, en el que se estipula la realización de diferentes obras “preliminares, obras temporales y limpieza incivil, movimiento de tierra, construcción de rampa, rehabilitación de cortina y limpieza final”, según escritura pública número 151.

Obra no se concluyó
No obstante, la obra no se concluyó y quedó a medio hacer, e incluso la parte que se terminó, presentó una serie de problemas y deficiencias denunciadas por la dirección de gestión ambiental. La obra tenía un costo de 269.9 mil córdobas.
Resulta que el supervisor delegado como técnico por la Dirección General de Medio Ambiente y Urbanismo Derick Antonio González López declaró que la obra había sido terminada en un ciento por ciento.
“Con fecha veinticinco de enero del año dos mil diez, el Ing. González remitió a su Jefe inmediato Ingeniero JUAN RAMÓN CAMPOS MOLINA Memorándum con referencia M/S/017/2010, comunicando que se revisaron los volúmenes de obra reportado en Avalúo No. 1 y final junto con la solicitud de cobro No. 0201 presentado por el contratista, para realizar trámite de pago correspondiente al período del once de enero al veintiuno de enero del año dos mil diez”, reza el informe de gestión ambiental.
Además agrega que “es de conformidad a su supervisión que se da el ACTA DE RECEPCIÓN FINAL con fecha veintidós de enero del año dos mil diez, haciéndose constar el cumplimiento conforme lo establecido”.
Hasta allí todo va conforme lo establecido, ya que el funcionario en mención daba fe de la culminación de las obras en la última semana de enero y de acuerdo con ello solicitaba el desembolso correspondiente.
No obstante, el Jefe del Departamento de Supervisión de Proyectos Luis Adolfo Olivares Rivas, remite un informe en el que hace serios señalamientos en contra de González, a partir de una supervisión realizada en el lugar donde supuestamente se habían concluido las obras.

Materiales sin calidad
Entre lo que encontró, detalló que “el proyecto está inconcluso y las obras presentan evidente deficiencia en su construcción; en la rampa se utilizó piedra volcánica en lugar de concreto ciclópeo sin control en la proporción de agregados ni en el cemento; las cunetas de piedra cantera se les está desprendiendo el repello, una de las cortinas está peligrosamente construida en vista que no presenta inclinación que permita soportar el volteo y no se observan desplantes; otra cortina de gaviones ya se desplomó producto de su deficiente construcción; también se hacen recomendaciones técnicas en las que se destaca que la rampa debe ser demolida y construirse con las especificaciones del PByC (Pliego de Bases y Condiciones), reconstruir las dos cortinas, repellar cunetas y realizar pruebas de compactación”.
Durante un recorrido que hizo EL NUEVO DIARIO el sábado 20 de febrero, casi un mes después del informe de la Alcaldía, se encontró que efectivamente la construcción está inconclusa, y que los materiales utilizados son de inferior calidad, además hay partes de la rampa que ya está deteriorada. Los pobladores se quedaron esperando una respuesta a la suspensión de las obras.
Roy Francisco Ulloa López, contratista de la obra respondió vía telefónica a EL NUEVO DIARIO que ya consiguieron los materiales para concluir la obra y que los mismos los enviaron a un laboratorio, que no especificó cuál, para que midiera la calidad y el peso de los mismos. Según afirmó, la obra estará concluida el próximo viernes.
No obstante técnicos de la alcaldía, que omitieron sus nombres, aseguran que esta obra, que además de reflejar los problemas de control que hay en la comuna, constituye un serio riesgo para la población, ya que “al no cumplir con las especificaciones técnicas se sufría el riesgo inminente de que esas obras se las trajera el agua en invierno”.
Este proyecto es parte de un programa de conservación de la cuenca sur del Lago de Managua que busca la preservación del suelo, evitar la erosión por escorrentías y viento, además de conservación de agua y por supuesto evitar desastres naturales.