Nacional

¿Agenda Dodd no apta para Ortega?

* Presidente se fue a Cancún y delegó a Vicepresidente atender a enviados del Congreso norteamericano * Inquietud en Washington por la falta de un embajador nicaragüense

Edgard Barberena

El tema de los misiles SAM-7, el porqué Nicaragua no ha nombrado embajador en Washington, la necesidad de que EU prorrogue por un período más el programa de los TPS (Estatus de Protección Temporal), formaron parte de una conversación que los senadores estadounidenses Christopher Dodd y Bob Corker sostuvieron con el vicepresidente Jaime Morales Carazo.
El encuentro con los senadores –al concluir un periplo por Panamá, Costa Rica, Honduras y Nicaragua- duró 45 minutos, después que Dodd, del Partido Demócrata y Corker, Republicano, sostuvieran un desayuno con los diputados opositores Víctor Hugo Tinoco, Eduardo Montealegre y Francisco Aguirre Sacasa.
También abordaron aspectos sobre la necesidad de mantener programas de entrenamientos a miembros del Ejército de Nicaragua por oficiales del Comando Sur, así como las relaciones que mantiene el Estado nicaragüense con el FMI, las relaciones con Honduras y aspectos relacionados con la situación democrática de Nicaragua.
Dodd conoció a Morales Carazo 25 años atrás, cuando éste fue el jefe negociador de la Contra”. El senador lamentó no haber podido conversar con el presidente Daniel Ortega, quien viajó a Cancún la noche del pasado domingo para participar en la Cumbre de la Unidad, que congrega al Grupo de Río y a la Comunidad del Caribe (Caricom).

Temas que no pudo hablar con Ortega
Sobre la visita a la región, Dodd dijo que fue para conocer “in situ” cómo marcha “la cosa”, tanto en el aspecto económico como otros asuntos importantes “para la región, y “nosotros”, mientras que su compañero, el senador Corker, republicano de Tennessee, dijo que Dodd es el mejor amigo que tiene América Central en el Senado.
Los senadores estuvieron pocos minutos ante los periodistas, ya que ayer mismo viajaron porque a las 5 de la tarde tenían que estar en una votación en el senado en Washington. Dodd dijo que le hubiera gustado conversar con Ortega temas relacionados al narcotráfico, así como las buenas relaciones entre las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
Con respecto de la situación interna de Nicaragua, Dodd aclaró que “no es trabajo de los Estados Unidos la realización de elecciones en este país, y ése fue uno de los puntos que discutimos rápidamente (con el vicemandatario) ya que solamente tuvimos tres horas en este país”.
¿Pero usted dijo que vino a Nicaragua a ver cómo está la cosa?, le preguntó una corresponsal de la televisión hispana de los Estados Unidos, a lo que Dodd dijo “creo que está mejor”, al tiempo que lamentó el golpe de Estado que le propinaron al presidente Manuel Zelaya”.
Dodd reconoció ante el vicemandatario que Arturo Cruz fue un gran embajador de Nicaragua en Washington, conocedor profundo de la política y cultura norteamericanas. Dijo el senador que es muy difícil para cualquier país poder encontrar un embajador que conozca las realidades del país donde va a ser acreditado.
El veterano senador se retira este año, pero aseguró se mantendrá en contacto con la región centroamericana.

Los pactos y el fraude
Morales Carazo también le explicó a Dodd detalles sobre los movimientos, pactos o acuerdos que se han venido produciendo en Nicaragua, así como fue el caso de las elecciones municipales de 2008.