Nacional

Traspaso de bastón de mando del Ejército

* Orden “Augusto C. Sandino en su grado máximo Batalla de San Jacinto” a Halleslevens, y ascenso a General de Ejército a Julio C. Avilés * Discurso de Ortega en otra galaxia

En un acto en el que sobraron los discursos, el Ejército de Nicaragua realizó su cuarto traspaso de mando. Y el eje del discurso central fue garantizar la institucionalidad del cuerpo castrense y el respeto de la Constitución y las Leyes “para que nada esté por encima de la nación”, advirtió el nuevo jefe de las Fuerzas Armadas, general Julio César Avilés.
Durante el acto de traspaso, el nuevo jefe fue ascendido a General de Ejército por el presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, quien en un prolongado discurso destacó nuevamente el origen sandinista de esta institución.
El general de ejército y jefe saliente Omar Halleslevens, destacó el nivel de desarrollo alcanzado por el Ejército durante su gestión, período durante el cual se logró mantener alejado de los vaivenes políticos del país.
Con la salida del General de Ejército Halleslevens, se retira el último comandante guerrillero que ocupaba un cargo público. Comandante Guerrillero fue un grado honorífico creado durante el gobierno sandinista de los años 80. Antes que él, se retiró el también jefe del Ejército Javier Carrión.
Durante el acto, el presidente Daniel Ortega impuso la Orden “Augusto C. Sandino, en su grado máximo Batalla de San Jacinto”, al general de Ejército Omar Halleslevens, jefe saliente de la institución castrense, en reconocimiento a la labor desempeñada durante estos cinco años al frente de la misma, durante los cuales se logró incautar alrededor de 32 toneladas de cocaína y más de 12 millones de dólares provenientes de actividades ilícitas.

Los ausentes
Al acto asistieron personalidades internacionales, incluyendo el subsecretario de Defensa para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Frank Mora, y agregados militares de la región. Sin embargo, los grandes ausentes fueron el general en retiro Humberto Ortega, hermano del presidente Daniel Ortega, quien lo justificó afirmando que “recibí una llamada de Humberto, pero no lo pude atender, y después yo le regresé la llamada pero ya no me atendió, y el ex presidente de la República Arnoldo Alemán, quien estaba invitado a la ceremonia.

Estado Mayor listo
El nuevo jefe del Ejército de Nicaragua informó que ya tienen conformados a los oficiales que lo acompañarán durante estos próximos cinco años.
Como jefe del Estado Mayor General, fue nombrado el general Óscar Balladares Cardoza, quien ocupaba el cargo de jefe de Operaciones; y como Inspector General del Ejército, fue designado el general Denis Membreño Rivas, quien desempeñaba el cargo de jefe de Información para la Defensa.
En este sentido, el general Avilés explicó que en su lugar quedarán interinamente los segundos jefes de esas dependencias mientras se hacen los nombramientos definitivos. “Ellos asumen sus cargos, y los que están de segundos cubren la responsabilidad. Después con calma revisamos para ver a quiénes vamos a nombrar en los otros cargos”.

Culminar desminado
Avilés informó que este año concluirán el Programa Nacional de Desminado, con lo cual sólo quedarán unidades pequeñas encargadas de detectar cualquier mina que sea arrastrada por las corrientes en la época lluviosa.
De esta forma, indicó que el Ejército se dedicará a realizar labores civiles que tienen que ver con la reparación de caminos y carreteras. Aunque el presidente Daniel Ortega fue más allá, y dijo que también podrían enviarlos al programa Calles para el Pueblo.
En una improvisada rueda de prensa, el nuevo jefe del Ejército, reiteró la imparcialidad del Ejército de las corrientes políticas del país: “Somos un Ejército de todos los nicaragüenses, y en esa dirección vamos a trabajar. Mantenernos alejados de la política así es, mantenernos alejados de la política. Lo dije en una entrevista que me hacían, que no puede el Ejército desde adentro tratar de involucrarse en asuntos políticos, y le pedimos a la nación que nos permita mantenernos apegados a la Constitución”.