Nacional

“Pisotean a Dios”

* ¿Qué persona hay entre los políticos que piensa en el pueblo? ¿Qué institución piensa en el pueblo, sin agarrar su tajada, sin robar, sin sacar su beneficio personal, familiar o partidario? * “Hay grandes amenazas a la democracia, y de otro el fraude electoral…; autoritarismo les viene del corazón * “Cuando hay injusticias, y además, a la gente para que obtenga un empleo se le impone por encima de su pensamiento un carné y otras cosas, se hiere a la dignidad humana.

Edwin Sánchez

El Obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Jorge Solórzano, cuestionó la insistencia de aquellos políticos que quieren mantenerse en el poder “a toda costa, para utilizarlo en su propio bien personal, familiar y partidario”, incluso, recurriendo a “argucias legales”, con tal de recetarse otros períodos más pasando por encima de los legítimos intereses del pueblo de Nicaragua
Para monseñor Solórzano sería muy grave que el FSLN, del cual uno de sus principales dirigentes dijo que “lo peor que podría pasar aquí sería perder el poder”, recurra a tales argucias legales con tal de mantenerse con el control del gobierno, precisando por otra parte que cuando hay injusticias, cuando se daña a la gente, cuando no se le escucha, y además, se “le impone un carné, se hiere a la dignidad humana, y cuando se pisotea a una persona, se pisotea a Dios”.
En unas declaraciones proporcionadas a EL NUEVO DIARIO, el prelado no confió en una mejoría de la democracia con la escogencia de 25 personas para los cargos públicos en la Contraloría, Consejo Supremo Electoral, Corte Suprema de Justicia y Procuraduría de Derechos Humanos, si las fuerzas políticas proponentes están más bien interesadas en colocar sus fichas más leales para seguir sirviéndose de Nicaragua. “Para mí, como Obispo de Matagalpa, yo no veo nada positivo ni trascendente para Nicaragua”.

“Quieren conservar el poder”
“Yo pienso que el problema no es de personas, tiene un trasfondo más grande, quieren conservar el poder y mantener el poder a toda costa, tener un poder absoluto. El problema más de fondo es que ese poder solamente lo utilizan para su bien personal, familiar, partidario, para enriquecerse unos pocos y no para hacer grande a Nicaragua”, dijo claramente monseñor Solórzano.
Expuso que ellos “están pensando en lo que pueden sacarle a la Patria y no están pensando en qué le pueden dar a la Patria. Claro, desde el poder --razona-- yo le puedo sacar más a la nación; no están pensando en que le pueden dar su vida, su tiempo”.
Subrayó que “están en el poder para enriquecerse, mandar, les gusta mandar, por eso quieren nombrar a personas que les favorezcan en seguir sirviéndose de la nación, esas ya son las consecuencias”.
Monseñor Solórzano llamó a un cambio en la conciencia, y que quienes aspiren a ser gobernantes, se desmarquen de los hombres y partidos que han hecho sufrir al pueblo de Nicaragua. “Hay que pensar primero y esperar un partido, un hombre que piense en Nicaragua, que trabaje ganando lo justo, sin enriquecerse de Nicaragua, y que todo lo que logre sea para el desarrollo del país”.
A juicio del Obispo, ése será el día cuando “ya no se va ha pelear por tener a unos miembros en la Corte Suprema de Justicia, a otros en el Consejo Supremo Electoral, en la Contraloría, en la Asamblea Nacional; ya no va a haber ese tipo de intereses que existen ahora”.

Nada positivo, porque hay otros intereses
Pero mientras se mantenga el actual statu quo, todas esas luchas que se dan, que te pongan a vos o a mí en el Consejo Supremo Electoral y en los otros poderes del Estado, no va solucionar nada, porque ellos siguen mandando, tienen el poder.
No es cuestión de personas, podés poner a Eduardo Montealegre, a Roberto Rivas, a otros, pero eso no beneficia en nada, ¿en qué beneficia al pueblo? ¿Qué partido político hay que piensa en el pueblo? ¿Qué persona entre los políticos que piensa en el pueblo? ¿Qué institución piensa en el pueblo, sin agarrar su tajada, sin robar, sin sacar su beneficio personal? Yo, en realidad, quiero que llegue alguien al poder que piense en el pueblo, espero no morirme sin ver eso.

¿Ustedes como Iglesia, ven que este gobierno va cerrando espacios democráticos?
Sí, hay grandes amenazas a la democracia, el fraude electoral…, las violaciones a la ley… yo les llamó amenazas, eso viene del corazón humano. Querer imponerse por encima de los demás es egoísmo, es autoritarismo, eso no lo vamos a componer porque el mal está en las personas de los políticos. Hago un llamado de renovación profunda, a un cambio en el corazón de esas personas. Dios puede cambiar el corazón de esas personas.

Lo que preocupa es el día a día
El miembro de la Conferencia Episcopal aseguró que lo que más le preocupa a la gente es tener comida y trabajo, lo del día a día. Consideró que son amenazas a la dignidad de la persona humana cuando carece de los elementos básicos para vivir. “Esas amenazas a las personas son graves, porque cuando se daña, cuando no se le escucha, cuando se cometen injusticias, cuando no hay empleo, cuando además se le impone por encima de su pensamiento un carné y otras cosas, se hiere la dignidad humana. Tenemos que defender más la dignidad de la persona humana.

“Pisotean a Dios”
¿Y que consecuencias tiene este daño en la dignidad?
Un mal enorme, porque solamente pensar que una persona no puede pensar diferente, es una cosa aberrante, una persona aunque no piensa como el partido, por el trabajo tienen que agarrar un carné y afiliarse, eso denigra al ser humano, esos rencores los van guardando, esa falta de respeto a su persona, lo va llevando al odio, porque no se respeta esa dignidad ya que el hombre está hecho ha imagen y semejanza de Dios. Al pisotear a la persona, pisotean a Dios.

Muchos políticos sandinistas afirman que el FSLN está en el poder y de ahí nadie los va a bajar. ¿Qué le parece eso a usted?
Ese es el grave problema, que las personas se aferran al poder. El problema es que el tiempo (en las elecciones) que se les da en el poder no lo usan para servir a la nación, sino para beneficio personal. Hay un enamoramiento del poder y pueden hacer cualquier argucia legal para mantenerse en él. Los otros partidos políticos quieren el poder, pero también para servirse de él, para su beneficio personal. Mira, yo no quiero que me presenten como enemigo del gobierno, no lo soy, ni quiero botar a ningún gobierno, pero los otros también quieren el poder para su propio beneficio, igual que éste para robar, delinquir, denigrar la dignidad de las personas.
Monseñor Solórzano, quien desarrolla una intensa labor pastoral en el Norte, subiendo las montañas en mula o a caballo, asegura que “a conciencia, el pueblo no se siente contento con ningún partido político, porque el pueblo no está bien cuando no tiene empleo, no tiene medicina, tiene hambre, tiene sed”. No obstante, dijo que para ser honesto “también este gobierno hizo la carretera San Isidro-León, ahora van hacer San Ramón-Muy Muy, los caminos están bastante bien”.
Es cierto, distinguió, que no dicen groserías contra los pobres como en otros gobiernos, pero su mensaje de “Arriba los pobres”, sólo es un discurso, un engaño para la gente.

Cuando ha votado el Obispo de Matagalpa, ¿no lo ha hecho a conciencia, con todo lo que ha dicho?
Lo he hecho buscando el mal menor para Nicaragua, nunca he creído en personas. Nicaragua podría ser riquísima con la cantidad de recursos naturales que tiene, aquí medio se sobrevive; hay un 70 por ciento de pobreza en la población, pero nosotros podemos vivir mejor que cualquier país de Centroamérica, con la tierra que tenemos y las capacidades de las personas. El nicaragüense es una persona muy inteligente, el problema son los gobiernos: si a ellos algo no les conviene para su bolsa, para ganar política y económicamente, pues no lo hacen, aunque haya proyectos maravillosos. Simplemente no lo hacen, aunque vaya a beneficiar a miles de personas. Esa mentalidad es tan mala.
El Obispo descartó un estallido social con todos los elementos que describió, porque no cree que “haya capacidad”. Al respecto, dijo que hay ventajas y desventajas con este gobierno. Ventajas, en el sentido de que la Policía y el Ejército mantienen una seguridad tremenda, por lo cual ha felicitado a los mandos de estas dos instituciones. “Yo ando seguro en las misiones”, en las montañas de Matagalpa. Al hablar de desventajas, refirió el hecho de que el gobierno “lo controla todo”.

De los programas Hambre Cero y Usura Cero
“Lo que pasa con esos programas es que a veces dan un cerdo, una gallina. Lo que he visto es que las personas tienen tanta necesidad, que no pueden mantener ese cerdo ni la gallina, y se los comen. Pero hay una mentalidad: como me la dio el gobierno “yo los como, después tienen que darme más”. Eso hace que esos programas no funcionen.
“Me han dicho que han dado, sobre todo si son del partido, pero eso no funciona para nada, porque la gallina y el chancho se lo comen en una semana, y luego vuelven a quedar en la misma pobreza, porque, además, no tienen cómo mantener esos animales. En Cáritas de Matagalpa tenemos huertos, proyectos con pollos, y funciona, porque saben que les damos una vez y después no se les vuelve a dar, las conservan y les dura más. Lo otro que hay en los programas referidos es esa preferencia por la gente del partido de gobierno”.