Nacional

Ortega presenta plan contra la sequía

* Hizo un recuento de los granos que se tienen, de lo que se piensa cosechar y de las eventualidades * Se refirió también al financiamiento, siempre con la privada Caruna, y a la construcción de 392 pozos

Ramón H. Potosme

El Presidente de la República, Daniel Ortega, anunció su plan para enfrentar la sequía, para el que asegura que la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, Enabás, después de la cosecha de apante dispondrá de reservas para seis meses de alimentos para 40 mil personas en la zona seca del país. Además, construirán 392 pozos que garanticen el agua en las zonas más vulnerables del territorio nacional.
El plan, según el mandatario, contempla crédito a los productores a la llegada del invierno.
Para todo ello aseguró que cuentan con un fondo de 2 mil 100 millones de córdobas, de los cuales 900 saldrán de instituciones del Estado involucradas, como el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor; el Instituto Nacional Forestal, Inafor, y la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, entre otros. Los restantes un mil 400 millones de córdobas saldrán de Alba Caruna.
Además, para cualquier tipo de emergencias, crearán en el Ejército un contingente permanente de entre 300 y 500 militares para resguardar los bosques. En este sentido, aseguran que sólo en los municipios secos disponen ya de 36 viveros que producirán 287 mil plantas para reforestar 271 hectáreas, aunque en todo el país, para el resto del año, la meta es reforestar 14 mil hectáreas.
El plan lo presentó Ortega anoche a la UNAG, a la Upanic y a los arroceros.

Esperanzados a apante
Según Ortega, actualmente Enabás dispone de 40 mil quintales de frijoles, 30 mil de maíz y 60 mil de arroz, pero tras la cosecha de apante tendrán adicionalmente 120 mil quintales de frijoles, 80 mil de maíz, y dos mil 500 toneladas de aceite de soya, este último representa, según el mandatario, reservas para 10 meses.
Estos alimentos, de acuerdo con el Presidente, servirán para impactar en el precio de los productos, pero si la emergencia es tal, se enviará programas de alimentos por trabajo. Además, anunció que gestionan ante el Programa Mundial de Alimentos, PMA, la obtención de reservas para otros seis meses que garanticen un año en caso de ser necesario, en 65 municipios de los más afectados.
Ortega rechazó las críticas a su reacción tardía a los efectos de la sequía. Según él, ya estaban preparados, pero expresó que estas medidas se toman en silencio para evitar que haya pánico en la población.
Para el ciclo agrícola 2010-2011, tiene proyectado un financiamiento de 2 mil 100 millones de córdobas, sin embargo, se dispondrá de más de 10 mil millones de córdobas con el dinero que manejan las entidades privadas. Las financieras, según sus cuentas, manejan un mil 600 millones de córdobas, los bancos, cuatro mil 500, y el Banco Produzcamos, un mil 400 millones de córdobas.

Pronósticos preocupantes
Según Ortega, los pronósticos de lluvia para este año son preocupantes, pues las lluvias podrían comenzar a finales de mayo o junio, y en el peor de los casos hasta en julio, lo que dejaría en serias complicaciones al empalmar directamente con la estación seca de la canícula. Esto afectaría al sistema agropecuario y a la generación de energía hidroeléctrica, que desde ya sufre afectaciones. Algunas que deberían estar produciendo 90 megavatios están sólo con las reservas produciendo siete.
Ante esta situación, mandó a coordinar esfuerzos entre los productores, ganaderos, empresarios y los alcaldes. Pese a ello, aseguró que en el caso del riego se deberá priorizar la producción de alimentos y balancear la producción de energía.