Nacional

Crece escándalo Inatec

* Más de 64 millones “no cuadran” del porcentaje que se recibe de las empresas y el Estado * Esto y otras graves irregularidades son sólo en 2008, y además de las que ayer publicamos de la auditoría realizada * Siguen “misas negras” que preside la Ministra del Trabajo, a las que ahora se agregó Rafael Ortega Murillo, sin saberse por qué y para qué

Las autoridades del Instituto Nacional Tecnológico,
Inatec, encabezadas por su hoy ex director Dámaso Vargas y el ex director General Administrativo Financiero, Pablo Emilio Quiroz, no reportaron al Sistema Integrado de Gestión Financiera, Administrativa y de Auditoría, Sigfa, más de 64 millones de córdobas, del aporte del 2% que brindan el sector privado y público, para capacitación, en 2008, según una auditoría de la Contraloría.
El informe de la Auditoría Financiera y de Cumplimiento al Estado de Ejecución Presupuestaria del Inatec, correspondiente al período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2008, del que presentamos una primera parte en la edición de ayer, sumando irregularidades por 50 millones 114 mil 7 córdobas, revela más anomalías que han despertado una gran preocupación en el sector empresarial privado, que teme que el dinero que aporta esté siendo usado de manera irregular.
“A nosotros como sector privado, nos preocupa sobremanera esa situación que se ha dado a conocer del Inatec, porque los fondos con que opera esa institución provienen del sector privado, es decir, de las empresas que pagan su 2%”, dijo ayer la vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, Lucy Valenti.
La misión del Inatec es brindar capacitación o educación técnica a trabajadores de las empresas e instituciones que aportan el 2% de su masa salarial, con el fin de aumentar su productividad y eficiencia en el desempeño de sus labores.
Vargas y Quiroz, más siete directores de diferentes dependencias, fueron destituidos de sus cargos por presuntos malos manejos, que incluyen la compra de camiones que nunca ingresaron a la entidad, computadoras, derroche de combustible y pérdidas de repuestos donados por Casa Pellas, entre varias anomalías que se dieron el año pasado y que no han sido detectadas por la Contraloría, porque será hasta en los próximos meses que revisará ese período.

Enorme faltante
Y el informe de la Contraloría da la razón a los empresarios, pues en el mismo se reporta que mediante revisión a la asignación presupuestaria del 2% correspondiente al año 2008, el Inatec registró una suma de 380 millones 501 mil 830 córdobas, sin embargo, en la revisión de ingresos registrados como “Aportes 2%”, según minutas de depósito y reporte de los registros en las cuentas recaudadoras, operativas y contables, proporcionadas por el Departamento de Cobranza, muestran ingresos hasta por la suma de 444 millones 544 mil 465 córdobas, reportados sólo por la empresa privada.
A ese monto se debe agregar 6 millones 123 mil 996 córdobas, que correspondieron a la facturación y aporte del 2% del gobierno central, es decir, que entre ambos ingresos sumaron 450 millones 668 mil 461 córdobas en 2008.
a de que los centros no habían concluido las capacitaciones, y, por ende, no se tenía la clasificación del gasto, sin embargo, este monto fue regularizado en su totalidad”, dice el informe.

“Parece que hay órdenes de arriba (de la Secretaría) de socar la faja, porque parece que el desorden fue tan grande, que van a mandar a los juzgados a varios, pero todo depende de lo que decidan después de esas reuniones”, dijo una de las fuentes del Inatec. (Con la colaboración de Cristhian Marenco).