Nacional

Contralores de facto actuarán como fantasmas

* “Las resoluciones que tomamos son ilegales, ilícitas e inexistentes, por eso no les vamos a informar”, dijo con ironía Guillermo Argüello Poessy

Luis Galeano

Los contralores colegiados que se encuentran ilegalmente ocupando sus cargos desde el pasado 16 de febrero, decidieron no informar de las resoluciones que tomaron en la sesión ordinaria de ayer.
“No vamos a informar nada, porque las resoluciones que tomamos son ilegales, ilícitas e inexistentes”, dijo el presidente de facto de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy.
Los colegiados Argüello Poessy, Fulvio Palma, Luis Ángel Montenegro y José Pasos Marciaq, cuyo período para el que fueron electos por la Asamblea, se venció el pasado 15 de febrero, permanecen en las oficinas del ente fiscalizador, acatando el decreto “real” que emitió en enero pasado el presidente Daniel Ortega, por medio del cual prolongó la estadía de los funcionarios, una facultad que sólo le corresponde a la Asamblea Nacional.

La única oficina que se puede observar vacía, oscura y cerrada es la del ex contralor Lino Hernández, quien en obediencia a la Constitución empacó sus pertenencias y abandonó su puesto, en espera de que el Parlamento decida si es reelecto o no en ese cargo.
“Ustedes (los medios) dicen que estamos aquí ilegalmente, pues entonces no se preocupen por lo que decidamos, porque no tiene ninguna validez, no informen a la población de asuntos que no tienen legalidad”, indicó con la misma sorna Argüello Poessy.