Nacional

Fármacos provocan problemas auditivos


Rafael Lara

Especialista los atribuye a ingesta de productos como la Amitacina y para combatir la tuberculosis. Uno de los casos frecuentes es el del recién nacido cuando le recetan Entamicina por infección en el cordón umbilical. “Hay que saberlo medicar”, aconsejó el facultativo, quien lamentó que los padres confían en lo que les están dando los pediatras y proceden a aplicarlo.

El 4% de la población nicaragüense, unas 220 mil personas, tiene problemas auditivos o sordera total, y entre los elementos que causan este problema está la errónea medicación de algunos fármacos.
El médico especialista Leonardo Juárez, quien trabaja en el Instituto Médico Pedagógico “Los Pipitos”, IMPP, señala que este problema ocurre con el personal de salud pediátrico.
Indicó que uno de los elementos que pueden afectar la audición de los niños es el bajo peso, por nacimiento prematuro en los gemelos, problemas congénitos familiares, accidentes, pero también por los tratamientos otoacústicos, hipoxias y por tratamientos ototóxicos.
En el caso de los ototóxicos se refiere a la ingesta de medicamentos como la Amitacina, también fármacos para la tuberculosis, y la Entamicina, entre otros.
“El problema sobre todo se da en el recién nacido por infección en el cordón umbilical, afectado por Entamicina, medicamento que se sigue recetando en grandes cantidades. El medicamento es excelente, pero hay que saberlo administrar. Mientras tanto, los padres de familia confían en lo que les están dando los médicos y lo aplican”, explicó.
Por eso el especialista recomendó más cuidado a la hora de recetar estos medicamentos que pueden afectar a nuestra niñez.

Importante curso a padres
Indicó que para la detección temprana y la prevención de situaciones que afectan la audición, “Los Pipitos” realiza un curso denominado Curso de Detención Temprana del Daño Auditivo a través de pruebas objetivas.
Sobre eso trabajan en tres hospitales de Managua, Masaya y Carazo, donde ante cualquier sospecha de niños con problemas auditivos son enviados y asistidos por el IMPP. Entre sus pacientes llegan niños de hasta 24 horas de nacidos.
“La detección viene dependiendo de los factores de riesgo prematuro, y se necesita una valoración audiológica. Por ejemplo, el que una mujer haya sufrido de rubéola durante el embarazo, es factor de riesgo para el bebé. Los niños ya nacidos con sospecha de que su nervio auditivo haya sido alterado son objetos de estudio”.
Indicó que los factores que afectan a la niñez se desarrollan en el perinatal, sobre todo en los prematuros y durante los primeros 30 días de vida.
Rosa Montano, Fiscal de la Junta Directiva de “Los Pipitos”, señaló que entre las acciones que promueve la organización está la capacitación a los médicos en las áreas sensibles de la discapacidad, buscando cómo fortalecer los conocimientos para que los especialistas estén mejor preparados en el campo que les compete, en este caso la audiología.
Entre las personas que asistieron al curso del IMPP, está el personal especializado del “Lenín Fonseca”, del “Bertha Calderón”, del “Vélez Paiz”, y de los hospitales de Jinotepe, de Masaya, de Granada y de Chinandega, además de consejeros familiares o padres que se entrenan para atender la discapacidad de sus hijos.