Nacional

Acoso a END denunciado ante la ONU

* Cenidh solicita a Frank La Rue que inste a Ortega garantizar integridad física de Carlos Larios, Pablo Avellán, el director Francisco Chamorro y la joven Daysi Ramírez * “Recurrimos para informales sobre las amenazas de investigación y persecución penal” que pesa sobre los que elaboraron los reportajes sobre la trata de personas, señala carta de Bayardo Izabá

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, a través de su director ejecutivo, Bayardo Izabá, solicitó al Relator para la Libertad de Expresión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, ONU, Frank La Rue, que inste al Presidente de la República, Daniel Ortega, que adopte medidas que garanticen la libertad individual e integridad física de las personas involucradas en la investigación relacionada con el proxenetismo en el Consejo Supremo Electoral, CSE.
El Cenidh envió una carta a La Rue relatándole los pormenores de la investigación y las consecuencias que generó la misma. Una de ellas: la vergonzosa reacción del secretario general del CSE, Francisco Quiñónez, quien en vez de denunciar al funcionario que es señalado de facilitar cédulas con la fecha de nacimiento alteradas para que menores de edad sean prostituidas, sólo denunció a Daysi Ramírez, quien colaboró para demostrar el ilícito que se estaba cometiendo.
“Hago formalmente del conocimiento de su Relatoría los hechos antes mencionados, y recurrimos ante ustedes a fin de informales sobre las amenazas de investigación y persecución penal que recae sobre Carlos Larios y Pablo Avellán, equipo de reporteros de EL NUEVO DIARIO; Francisco Chamorro, director de dicho medio, y la joven Daysi Ramírez Larios, en virtud de investigación, publicación periodística y denuncia en contra de funcionarios del Consejo Supremo Electoral”, dice la comunicación enviada por Izabá.

Investigación merece reconocimiento
El Cenidh explicó con detalle los momentos de la investigación al Relator, cuestiona el actuar de las autoridades del CSE y elogia el trabajo periodístico elaborado por EL NUEVO DIARIO.
“Para el Cenidh, la investigación realizada por END debería merecer un reconocimiento por parte del Estado, pues se trata de un periodismo investigativo. En tal sentido, instrumentos internacionales tales como el principio 10 de la Declaración de Chapultepec adoptada por la Conferencia Hemisférica sobre Libertad de Expresión, celebrada en México D.F., el 11 de marzo de 1994, indica que ‘Ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular críticas o denuncias contra el poder público’, lo que en el caso concreto violenta el CSE”, explica la misiva.
También la nota del Cenidh hace mención que “el Arto. 9 de la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos, OEA, señala que: ‘El asesinato, secuestro, intimidación, amenazas a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión’”.
Por su parte, END ha manifestado que “somos responsables del trabajo investigativo y que nos hacemos cargo de todas las consecuencias que el mismo traiga consigo”.